See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La COVID grave en los menores de 45 años: ¿Quién tiene el riesgo más alto?

young man in hospital bed wearing a breathing mask

MARTES, 27 de julio de 2021 (HealthDay News) -- Los jóvenes no son inmunes a una COVID-19 grave, y un nuevo estudio advierte que algunos tienen un riesgo más alto que otros.

Las personas menores de 45 años tienen un riesgo más de tres veces más alto de COVID-19 si sufren de cáncer o de enfermedad cardiaca, o trastornos de la sangre, neurológicos o endocrinos, según los investigadores de la Clínica Mayo.

"Uno de los hallazgos sorprendentes fue que casi todas las categorías de afecciones crónicas que observamos eran un factor de riesgo de una infección más grave con la COVID", comentó la autora principal del estudio, Jennifer St. Sauver, una epidemióloga de Rochester, Minnesota.

"También encontramos que algunos de estos factores de riesgo diferían en los distintos grupos de edad. Parecen ser más problemáticos en nuestra población más joven, en comparación con nuestra población de más edad", señaló.

En general, los pacientes más jóvenes tienden a tener una COVID-19 menos grave que las personas mayores, apuntó St. Sauver. Pero esto no significa que las personas más jóvenes no estén también enfermando de gravedad.

"Hay personas más jóvenes que acaban en el hospital, y hay personas más jóvenes que fallecen", lamentó.

El estudio se enfocó en los datos de casi 10,000 pacientes de EE. UU. en Minnesota y Wisconsin, que fueron diagnosticados con COVID-19 entre marzo y septiembre de 2020.

El cáncer fue el factor de riesgo más grande de una COVID-19 grave entre los que tenían menos de 45 años, pero no fue un factor significativo en las personas mayores.

St. Sauver dijo que los pacientes más jóvenes tienden a tener unos cánceres más agresivos y unos tratamientos más intensivos, lo que podría hacerlos más susceptibles a infecciones como la COVID-19.

Entre todos los que tenían afecciones crónicas, los que tenían trastornos del desarrollo, trastornos de la personalidad, esquizofrenia y otros tipos de psicosis tuvieron el riesgo ajustado más alto de una COVID-19 grave, un hallazgo que sorprendió a los investigadores.

"Fue un hallazgo de verdad desconcertante, porque aceptaríamos que quizá las personas con unos trastornos del desarrollo graves o unos trastornos de la personalidad o afecciones psiquiátricas graves podrían ser más propensas a vivir en ámbitos grupales, y quizá estén más expuestas a la COVID, pero esto no necesariamente explica por qué tendrían una afección más grave", apuntó St. Sauver.

Una posibilidad es que algunos de los tratamientos para gestionar su afección pudieran ponerlos en un riesgo más alto, sugirió.

"Es una señal de advertencia para nosotros, de que este grupo de personas que no previmos parecen tener un riesgo más alto de una COVID grave si la contraen, y que sin duda debemos hacer una observación más estrecha de esta población", planteó St. Sauver.

Y algunos grupos raciales y étnicos tenían un riesgo más alto que otros. Los pacientes asiáticos tenían el riesgo más alto de una COVID-19 grave, seguidos por los negros y los hispanos. Los investigadores dijeron que esto podría deberse a factores sociales y económicos que ponen a estas poblaciones en un mayor riesgo de exponerse al virus.

St. Sauver comentó que las vacunas son la mejor forma de prevenir la COVID-19, y que todo el que sea elegible debe vacunarse.

"Lo estamos viendo de forma bastante general, tenemos la increíble suerte de que haya poquísimas contraindicaciones contra la vacunación, y de que las vacunas que tenemos parecen ser altamente efectivas, incluso contra la variante Delta", dijo. "Sin duda, independientemente de lo que tenga, de cuáles sean sus afecciones de salud subyacentes o su edad, la vacunación parece ser de forma definitiva la mejor forma de protegerse de la COVID grave".

El Dr. Marc Siegel, profesor del Centro Médico Langone de la NYU, en la ciudad de Nueva York, comentó que saber quién tiene el riesgo más alto es esencial para prevenir la propagación de la COVID-19.

"Debemos observar quién tiene el mayor riesgo y quién tiene enfermedades crónicas a las que no les va bien con la COVID", planteó. "Debemos estratificar nuestros grupos según sus respuestas a la COVID, es muy importante".

En la estratificación del riesgo, se asigna un estatus de riesgo de salud a los grupos, y se usa para dirigir y mejorar la atención.

Siegel también enfatizó la importancia de vacunarse.

Si se vacuna y contrae la COVID-19, las probabilidades de ser hospitalizado son de alrededor de un 3 por ciento, observó Siegel, y añadió que las vacunas son efectivas y seguras.

Se hizo eco de unos comentarios recientes de funcionarios de la administración de Biden, que afirman que el pico actual de casos de COVID-19 es una "epidemia de las personas sin vacunar".

"Protejamos a los que tienen enfermedades crónicas vacunándolos a ellos y a todos los que los rodean, por favor, porque están en riesgo de complicaciones de la COVID, y los más jóvenes no se libran", añadió Siegel.

El estudio se publicó en una edición reciente de la revista Mayo Clinic Proceedings.

Más información

Para más información sobre la COVID-19, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Jennifer St. Sauver, PhD, epidemiologist, Mayo Clinic, Rochester, Minn.; Marc Siegel, MD, clinical professor, medicine, NYU Langone Medical Center, New York City; Mayo Clinic Proceedings, July 19, 2021

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined