Ahora, el mayor aumento de peso ocurre en la adultez temprana

Cara MurezHola Doctor

Cara MurezHola Doctor

Published on July 06, 2022

scale weight
Adobe Stock

MARTES, 5 de julio de 2022 (HealthDay News) -- La epidemia de obesidad no se ralentizará pronto, y una nueva investigación arroja una noticia incluso peor: la mayoría de los adultos estadounidenses no solo han aumentado más de peso, sino que aumentaron la mayor parte en un momento temprano de la vida.

Las estadísticas fueron desalentadoras: Más de la mitad de los estadunidenses en la muestra representativa habían aumentado un 5 por ciento o más de peso corporal durante un periodo de 10 años. Más de un tercio de los estadounidenses habían aumentado un 10 por ciento o más de peso corporal. Y casi una quinta parte habían aumentado un 20 por ciento o más de peso corporal.

Y la cosa fue a peor: las personas aumentaron unas cantidades más sustanciales de peso en un momento más temprano de la adultez, por lo que tenían ese exceso de peso durante más años, encontraron los investigadores.

Este patrón fue sorprendente, afirmó el autor del estudio, Larry Tucker, profesor de ciencias del ejercicio de la Universidad Brigham Young, en Salt Lake City, Utah. "Las personas no se dan cuenta de que la mayor parte de ese peso, el aumento real de peso, es sobre todo a una edad más temprana".

En el estudio, su equipo seleccionó datos de la Encuesta nacional de examen de salud y nutrición (NHANES) sobre los patrones de cambio en el peso a 10 años de más de 13,800 adultos de EE. UU.

En 2000, alrededor de un 30.5 por ciento de los estadounidenses adultos tenían obesidad. En 2017-2018, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. estimaron que alrededor de un 42.4 por ciento de los adultos estadounidenses habían alcanzado ese nivel de peso.

Aumentaron ese peso adicional en la adultez temprana: el estadounidense promedio había aumentado unas 17.6 libras (8 kilos) entre mediados de la veintena y mediados de la treintena, encontró el estudio. Por otro lado, la persona promedio aumentó unas 14.3 libras (casi 6.5 kilos) entre la treintena y la cuarentena, unas 9.5 libras (4.3 kilos) entre la cuarentena y la cincuentena, y 4.6 libras (2 kilos) entre la cincuentena y la sesentena.

Las mujeres ganaron el doble de peso que los hombres, 12 libras (5.4 kilos) en promedio, en comparación con unas 6 libras (2.7 kilos). Las mujeres negras tuvieron el mayor aumento de peso a lo largo de 10 años, de unas 19.4 libras (8.8 kilos).

Los motivos del aumento nacional varían, apuntó Tucker. El ambiente donde las personas viven y comen es muy distinto que hace 50 o 100 años. Las tasas de obesidad no comenzaron a aumentar hasta finales de los 1970 o principios de los 1980, explicó.

"Esto se debe a que sucedieron algunas cosas con mucha rapidez", aseguró Tucker. "Fue el momento en que la comida rápida se volvió prevalente. Antes, las personas controlaban más lo que comían. Las personas se sentaban para las comidas. Las personas planificaban por adelantado. '¿Qué vamos a comer? ¿Qué vamos a cenar esta noche?'".

Optar por lo que hay que admitir es una sabrosa comida rápida, que está llena de calorías, dificulta que una persona controle lo que come, advirtió.

"La persona tiene que ser muy meticulosa para controlar este factor. Este es mi trabajo y soy delgado, pero es porque estoy muy consciente de la situación", señaló Tucker.

Los hallazgos se publicaron en una edición reciente de la revista Journal of Obesity.

El Dr. Ethan Lazarus, presidente de la Asociación de Medicina de la Obesidad (Obesity Medicine Association), dijo que no había visto que el tema de la obesidad se estudiara de esta forma antes.

"Sin duda apunta a la idea de que la obesidad no es igual para todos. Lamentablemente, afecta de forma desproporcionada a grupos que ya están marginados y que tienen menos acceso a la atención", anotó Lazarus, que no participó en el estudio.

Un motivo del impacto más grande en las mujeres podría ser que han experimentado más cambios ambientales que los hombres en las últimas cinco décadas, ya que una mayor cantidad están en la fuerza laboral y también cuidan a sus familias, dijo.

"Creo que hoy en día se ve mucho publicado sobre unos niveles más altos de estrés y menos sueño, y más tiempo sentado y más tiempo frente a pantallas de computadora", comentó Lazarus. "El trabajo estadounidense normal se ha convertido en estar sentado frente a una computadora todo el día, y entonces llegamos a casa, y estamos tan cansados que lo único que podemos hacer es sentarnos en el sofá a jugar con el teléfono. Es como si nunca nos desconectáramos".

Lazarus también apuntó que los alimentos que los estadounidenses comen, que salen de una caja con grandes cantidades de azúcar y poco valor nutricional, son un factor.

"Pienso que lo que consideramos como una dieta estadounidense normal está fomentando esta epidemia", advirtió Lazarus.

Sugirió replantear los valores de ganar dinero y trabajar más horas, y que en su lugar nos reenfoquemos en la salud personal.

La Asociación de Medicina de la Obesidad sugiere una nutrición saludable, consejería sobre actividad física y lo que denomina una intervención intensiva en el estilo de vida, que aborda los problemas que conducen al aumento de peso, como el estrés, la privación del sueño y los eventos sociales, a los que ya viven con obesidad. Una variedad de medicamentos nuevos también se dirigen a la obesidad, aseguró Lazarus.

Hay opciones quirúrgicas para las personas con una obesidad más avanzada o compleja, dijo Lazarus.

Tucker apuntó que le gustaría ver más educación basada en los principios bien establecidos de una alimentación saludable a una edad temprana, lo que incluye no recompensar a los jóvenes con comida y fomentar el consumo de las frutas y las verduras.

"Pienso que desde una edad temprana, con la implicación de la comunidad médica y de las escuelas, no queremos que la gente se obsesione y piense que su valor depende de su peso", anotó Tucker.

"Eso no es saludable, pero al mismo tiempo, queremos que se den cuenta de que estar sano es difícil", añadió. "Prevenir la diabetes es difícil. Prevenir la enfermedad cardiaca es difícil, si la gente sigue aumentando de peso y se vuelve obesa".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre el sobrepeso y la obesidad.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Larry Tucker, PhD, professor, exercise science, Brigham Young University, Provo, Utah; Ethan Lazarus, MD, president, Obesity Medicine Association, and physician, Clinical Nutrition Center, Greenwood Village, Colo.; Journal of Obesity, May 6, 2022

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ