marijuana and e-cigarettes
Adobe Stock

MIÉRCOLES, 6 de julio de 2022 (HealthDay News) -- Un nuevo estudio británico encuentra que los adolescentes son mucho más propensos que los adultos a desarrollar una adicción a la marihuana, en un informe más que ilustra los peligros que la droga plantea para los jóvenes.

"Encontramos que los adolescentes tienen tres veces y media más probabilidades de presentar un trastorno de uso de cannabis grave, que en esencia es una adicción al cannabis", señaló el investigador principal, William Lawn, profesor de psicología de la adicción del Colegio del Rey de Londres. "Es un daño muy importante sobre el que se debe informar a los adolescentes".

Pero el consumo de marihuana no pareció provocar ningún otro daño en el cerebro de los adolescentes, encontró su equipo.

"Los adolescentes no eran más vulnerables a las asociaciones entre el cannabis y la depresión, la ansiedad o los síntomas psicóticos, ni tampoco fueron más sensibles a las asociaciones con el deterioro cognitivo en los dominios de la memoria o la impulsividad", dijo Lawn.

Es probable que el problema empeore. A medida que la marihuana se ha legalizado en los estados de EE. UU., el uso entre los adolescentes ha aumentado en alrededor de un 20 por ciento, sugirió un estudio de California.

En este último estudio, Lawn y sus colegas reclutaron a 274 personas, entre ellas a 76 adolescentes (de 16 y 17 años) que usaban marihuana entre uno y siete días a la semana. En promedio, los usuarios de cannabis la fumaban cuatro días a la semana.

Todos los participantes completaron cuestionarios de uso común para evaluar los síntomas de problemas de la salud mental, y las respuestas de los adolescentes se compararon con las de los usuarios adultos de marihuana, y además con las de adolescentes y adultos que usaban poca o ninguna marihuana.

Los participantes completaron cuestionarios en cinco sesiones distintas a lo largo de 12 meses.

Los investigadores habían sospechado que la marihuana podría tener unos graves efectos nocivos en el cerebro adolescente, dado que a esa edad unas importantes regiones del cerebro todavía están en desarrollo.

Los mismos receptores cerebrales que responden al THC, el compuesto de la marihuana que provoca el subidón, están implicados en el desarrollo del cerebro, "de forma que sería más probable que se observaran impactos negativos en la salud mental y la función cognitiva", comentó Lawn.

Los investigadores encontraron que la mitad de los adolescentes del estudio tenían seis o más síntomas de trastorno por el uso de cannabis, lo que los ubicaba en la calificación de un trastorno grave.

Los resultados tienen sentido, dado lo que se sabe sobre el desarrollo del cerebro, apuntó Linda Richter, vicepresidenta de investigación y análisis de Partnership to End Addiction.

"El cerebro se adapta a la presencia de la droga mientras se desarrolla, haciendo que la adicción a la marihuana, y además a otras sustancias adictivas, sea más probable durante esta etapa de la vida", advirtió Richter.

"Algo que agrava el riesgo es que las partes del cerebro que están más desarrolladas en la adolescencia son las responsables de buscar nuevas experiencias y de ser influidos por los pares, pero las partes que no están desarrolladas del todo son las responsables del control de los impulsos y de frenar unas conductas riesgosas o potencialmente nocivas", añadió.

"Por eso el uso temprano de la marihuana aumenta de forma significativa el riesgo de problemas con el uso de sustancias. De hecho, el uso a una edad temprana es uno de los predictores más potentes del desarrollo de una adicción a la droga", continuó Richter.

Los padres deben ser conscientes de este riesgo de adicción, y tener una conversación honesta al respecto con sus hijos adolescentes, aconsejaron Richter y Lawn.

"Muchos padres todavía creen que la marihuana que consumen los adolescentes hoy en día no es más perjudicial que la que ellos quizá fumaron en su propia adolescencia. Pero la potencia de la marihuana se ha cuadruplicado en las últimas dos décadas, y la concentración de THC es mucho más alta en los productos de hoy en día, sobre todo en los productos para el vapeo y los comestibles, que antes", dijo Richter.

"Los padres deben informarse sobre las formas en que los niños usan la marihuana, los riesgos únicos de los productos comestibles y para el vapeo, el hecho de que conducir tras usar marihuana o con alguien que la haya usado es peligroso, y el hecho de que es difícil saber la dosis de THC y qué contaminantes podría haber en los productos de marihuana", enfatizó Richter.

El nuevo estudio se publicó en la revista Journal of Psychopharmacology.

Más información

El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de EE. UU. ofrece más información sobre la marihuana.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Will Lawn, PhD, lecturer, addiction psychology, King's College London; Linda Richter, PhD, vice president of prevention research and analysis for the Partnership to End Addiction, New York City; Journal of Psychopharmacology, June 30, 2022

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ