Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Una extirpación incompleta de los pólipos durante una colonoscopia puede conllevar un peligro de cáncer

Una extirpación incompleta de los pólipos durante una colonoscopia puede conllevar un peligro de cáncer

MARTES, 10 de agosto de 2021 (HealthDay News) -- Las colonoscopias pueden ayudar a prevenir el cáncer de colon al permitir a los médicos que encuentren y extirpen unas neoplasias potencialmente precancerosas llamados pólipos. Pero si no logran extirpar todo el tejido adicional, las probabilidades de recurrencia son altas, muestra un nuevo estudio.

Las probabilidades de que ocurra en los próximos daños se multiplican por más de dos.

Unos exámenes repetidos encontraron nuevas neoplasias en el mismo segmento de colon un 52 por ciento de las veces, en comparación con un 23 por ciento en segmentos de colon donde los pólipos se habían extirpado por completo, mostraron los hallazgos.

Y la prevalencia de los pólipos avanzados (los que tiene un mayor potencial de cáncer) fue seis veces más alta en los segmentos de colon donde había habido una extirpación incompleta: un 18 frente a un 3 por ciento.

Los expertos afirmaron que los hallazgos apuntan a la importancia de las habilidades técnicas de los médicos, no solo para encontrar los pólipos, sino también para extirparlos.

Los pólipos son neoplasias en el revestimiento del colon, y lo más frecuente es que sean benignos, aunque en algunos casos se convierten en un cáncer. Por ese motivo, los médicos usualmente extirpan cualquier pólipo que detecten durante una colonoscopia de rutina.

Hace mucho que la tasa de detección de pólipos de los médicos se considera una medida de su habilidad. De hecho, se anima a los pacientes a preguntar a su médico cuál es su tasa de detección de pólipos antes de someterse a una colonoscopia, señaló el Dr. Douglas Rex, presidente de la Sociedad Americana de Endoscopia Gastrointestinal (American Society for Gastrointestinal Endoscopy), en Downers Grove, Illinois.

"Algunos [médicos] son muy buenos en esto, y otros no son buenos", aseguró Rex.

Pero es solo más recientemente que la variación entre los médicos en la extirpación de los pólipos se ha escudriñado. Los nuevos hallazgos amplían las evidencias de que la competencia en la extirpación de los pólipos "claramente se debe abordar", planteó Rex, que no participó en la investigación.

Al mismo tiempo, enfatizó que no se debe desalentar a nadie de someterse a una cirugía. "Detecta muchos cánceres de colon, y puede prevenir el cáncer de colon", afirmó Rex. "En general, es una herramienta realmente potente".

Además, anotó, la gran mayoría de los pólipos del estudio se extirparon por completo.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 10 de agosto de la revista Annals of Internal Medicine.

Estudios anteriores han estimado que la extirpación incompleta de los pólipos contribuye a entre un 10 y un 30 por ciento de los cánceres de colon que se desarrollan tras las colonoscopias.

Pero no ha estado claro si la extirpación incompleta en sí tiene la culpa.

Es una cuestión difícil de determinar, explicó el Dr. Heiko Pohl, investigador principal del nuevo estudio. Incluso cuando un pólipo no se extirpa del todo, uno nuevo que se detecte en un examen de seguimiento podría ser un rebrote o no.

Quizá sea un pólipo que se haya pasado por alto antes, apuntó Pohl, gastroenterólogo del Centro Médico de la VA en White River Junction, Vermont.

En su estudio, su equipo observó los datos de 166 pacientes que habían participado en un proyecto de investigación anterior. En este, los investigadores habían encontrado que de 346 pólipos extirpados por 11 gastroenterólogos, un 10 por ciento se extirparon de forma incompleta.

Los investigadores lo verificaron al analizar el tejido de las biopsias de los márgenes de los pólipos extirpados. Si había tejido de pólipo presente, esto significaba que la extirpación fue incompleta. Se aconsejó a esos pacientes que volvieran para repetir el examen en un plazo de un año.

De los 166 pacientes del estudio actual, 32 tenían al menos un pólipo que no se extirpó del todo. El equipo de Pohl encontró que, en los segmentos de colon donde había ocurrido una extirpación incompleta, las probabilidades de una nueva neoplasia eran significativamente más altas.

Los investigadores estimaron que una extirpación incompleta de los pólipos explicaba un 28 por ciento de todas las nuevas neoplasias detectadas en el grupo del estudio.

Peo aunque algunos pacientes tenían pólipos avanzados, ninguno tenía cáncer, dijo Pohl. Se consideró que las neoplasias eran avanzadas según su tamaño.

Según el Dr. Reid Ness, profesor asociado de medicina del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, en Nashville, Tennessee, "estos resultados enfatizan la necesidad de que los endoscopistas realicen [la extirpación de los pólipos] usando instrumentos y técnicas que se ha mostrado que resultan de forma fiable en una extirpación completa de los pólipos".

Ness dijo que, para los pacientes a quienes les han extirpado pólipos, lo importante es que vuelvan a los exámenes de seguimiento.

El intervalo recomendado varía de un paciente a otro, según factores como el tamaño del pólipo, anotó Rex. (En general, el seguimiento es más corto para las neoplasias más grandes).

Los hallazgos no son motivo de alarma, aseguraron los expertos.

Pohl explicó que la perspectiva es importante. Los pólipos son muy comunes, mientras que la persona promedio tiene un riesgo de por vida de desarrollar un cáncer de colon de alrededor de un 5 por ciento, señaló.

En este momento, anotó Pohl, los pacientes no pueden preguntar a los médicos sobre sus tasas de extirpación incompleta de pólipos: los médicos no tienen forma de dar seguimiento a ese desempeño, como hacen con la tasa de detección de pólipos.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) ofrece más información sobre las colonoscopias.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Heiko Pohl, MD, MPH, gastroenterologist, VA Medical Center, White River Junction, Vt.; Reid Ness, MD, MPH, associate professor, medicine, Vanderbilt University Medical Center, Nashville, Tenn.; Douglas Rex, MD, president, American Society for Gastrointestinal Endoscopy, Downers Grove, Ill., and professor, medicine, Indiana University School of Medicine, Indianapolis; Annals of Internal Medicine, Aug. 9, 2021, online

Consumer News in Spanish