See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Una neurosorpresa: algunas habilidades del cerebro podrían mejorar con la edad

Elderly doing puzzle

JUEVES, 19 de agosto de 2021 (HealthDay News) -- Hay un antiguo adagio que afirma que "la edad y la astucia superan a la juventud y la exuberancia", y una nueva investigación sugiere que quizá sea cierto.

Algunas funciones clave del cerebro pueden mejorar en las personas a medida que envejecen, informan unos investigadores, lo que pone en cuestión la idea de que nuestras habilidades mentales se deterioran en general cuando envejecemos.

Con una creciente edad, muchas personas parecen mejorar en la capacidad de enfocarse en las cosas importantes e ignorar las distracciones, unas tareas que respaldan a otras funciones cerebrales esenciales, como la memoria, la toma de decisiones y el autocontrol, afirmaron los investigadores.

"Esto significa que no podemos hablar de que la vejez solo conduzca a deterioros en un sentido general", planteó el investigador principal, João Veríssimo, profesor asistente de la Universidad de Lisboa, en Portugal. "Quizá debamos hablar sobre las funciones mentales precisas que cambian con la edad".

En este estudio, el equipo de Veríssimo observó tres componentes de la habilidad mental en un grupo de más de 700 taiwaneses de 58 a 98 años:

  • La alerta, que es la vigilancia aumentada que desencadena la atención a la información entrante.
  • La orientación, que es la capacidad de llevar los recursos cerebrales a un lugar particular de nuestro ambiente.
  • La inhibición ejecutiva, que es la capacidad de ignorar las distracciones para enfocarse en lo importante.

"Usamos estos tres procesos constantemente", explicó Veríssimo. "Por ejemplo, cuando alguien conduce un coche, activar la alerta aumenta la preparación cuando se acerca a una intersección. La orientación ocurre cuando se cambia la atención a un movimiento inesperado, por ejemplo un peatón. Y la función ejecutiva le permite inhibir distracciones como los pájaros o los anuncios, para poder mantenerse concentrado en la conducción".

Las pruebas mostraron que solo la alerta se redujo con la edad entre los participantes del estudio. Tanto la orientación como la función ejecutiva mejoraron hasta entre mediados y finales de la setentena de las personas.

"Esas son las capacidades que creo que de verdad pensábamos que se deterioraban más con la edad. Algunas cosas podrían ser más estables, pero la literatura anterior ha sugerido en gran medida que éstas se ven particularmente afectadas con la edad", señaló Angela Gutchess, experta en el envejecimiento y profesora de psicología de la Universidad de Brandeis, en Waltham, Massachusetts. "Estos nuevos datos de verdad sugieren que no es así, cuando se observa de forma más precisa con una muestra de más tamaño".

¿Por qué estas capacidades pueden mejorar a medida que el cerebro envejece?

El equipo de Veríssimo piensa que podría tener que ver con la experiencia. Uno utiliza habilidades como la orientación y la inhibición ejecutiva toda la vida, y tiene sentido que mejoren con la práctica durante toda la vida, y esto podría incluso contrarrestar algunos de los efectos físicos del envejecimiento en el cerebro.

"Quizá la práctica o la acumulación de conocimiento que tenemos con nuestras funciones mentales a lo largo de la vida puedan contrarrestar estos declives", dijo Veríssimo. "Puede conducir a la falta de deterioro y, en algunos casos, según nuestros resultados, podría incluso conducir a una mejora observable y detectable".

El cerebro quizá también tenga una gran capacidad de mover sus recursos para respaldar a las capacidades mentales más esenciales a medida que envejecemos, señaló Gutchess.

"La literatura sobre las imágenes cerebrales de más o menos los últimos 50 años de verdad ha ampliado la forma en que pensamos sobre el envejecimiento", aseguró. "Incluso ante ciertos declives conductuales, se ve que el cerebro se reorganiza y funciona de formas distintas en los adultos mayores. Hay una actividad realmente maleable y vibrante que sucede bajo la superficie".

Si la experiencia es el factor clave, entonces quizá podamos envejecer de forma más elegante si creamos ejercicios que nos ayuden a mantener agudos a nuestros procesos mentales, aseguró Veríssimo.

"Sabemos que algunas de estas funciones son susceptibles al entrenamiento", dijo. "Sabemos que si entrenamos a las personas, en realidad mejoran. Es concebible que podamos desarrollar intervenciones dirigidas en que se practicarían estos tipos de mecanismos atencionales, y esto podría tener efectos posteriores incluso en la vida diaria".

Pero un experto de la Universidad de Georgetown comentó que también debemos reconocer que todo lo bueno llega a su fin.

Independientemente de lo fuerte que sea nuestra experiencia, al final la edad gana, señaló Michael Ullman, director del Laboratorio de Cerebro y Lenguaje de la Georgetown en Washington, D.C.

"La función ejecutiva mejora hasta mediados de la setentena, pero después de esto parece deteriorarse. Creemos que lo que sucede es que esto apunta a que el deterioro neurológico se acelera cada vez más, y supera a la experiencia anterior", añadió Ullman.

El nuevo estudio se publicó en la edición del 19 de agosto de la revista Nature Human Behaviour.

Más información

La Universidad de Harvard ofrece más información sobre la importancia de la función ejecutiva en la adultez.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: João Veríssimo, PhD, assistant professor, Laboratory of Psycholinguistics, University of Lisbon, Portugal; Michael Ullman, PhD, director, Brain and Language Lab, Georgetown University, Washington, D.C.; Angela Gutchess, PhD, professor, psychology, Brandeis University, Waltham, Mass.; Nature Human Behaviour, Aug. 19, 2021

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined