See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Un estudio ofrece esperanzas de una vacuna 'ideal' contra todas las variantes de COVID

vaccine

LUNES, 23 de agosto de 2021 (HealthDay News) -- Una vacuna multiusos que protegería a los humanos contra cualquier variante futura de la COVID-19 podría ser posible algún día, sugiere un estudio reciente.

La clave de todo se encuentra en un susto con un coronavirus que sucedió hace casi dos décadas.

Las personas que ya estuvieron infectadas con el SRAS, la pandemia original de coronavirus de 2003, produjeron una respuesta inmunitaria increíblemente potente cuando recibieron la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer casi 20 años más tarde, informan los investigadores.

E incluso mejor, los anticuerpos que produjeron eran efectivos contra todas las variantes conocidas de la COVID-19, y además contra los coronavirus de animales que podrían algún día pasar a los humanos.

"Nuestro estudio apunta a una estrategia novedosa para el desarrollo de vacunas de próxima generación, lo que no solo nos ayudará a controlar la pandemia actual de COVID-19, sino que también podría prevenir o reducir el riesgo de pandemias futuras provocadas por virus relacionados", señaló el investigador sénior, Lin-Fa Wang, del Programa de Enfermedades Infecciosas Emergentes de la Facultad de Medicina Duke-NUS, en Singapur.

En el estudio, Wang y su equipo compararon la respuesta inmunitaria que produjo la vacuna de Pfizer en tres grupos distintos de personas: ocho sobrevivientes al SRAS, 10 personas sanas, y 10 personas que sobrevivieron a una infección con la COVID-19.

El SRAS se reportó inicialmente en Asia en 2003. El coronavirus que lo provoca, el SARS-CoV-1, se propagó a más de dos docenas de países en cuatro continentes antes de que se contuviera el brote global.

Los investigadores sospechaban que una infección anterior con el SRAS podría crear una respuesta inmunitaria distinta con la vacuna de Pfizer, que inocula a las personas contra el SARS-CoV-2, el coronavirus de la COVID-19.

Resultó que los sobrevivientes al SRAS mostraron la respuesta inmunitaria más potente de los tres grupos. Fueron los únicos que produjeron anticuerpos que protegían de un conjunto de 10 coronavirus distintos, que incluían a las variantes de la COVID-19 y a coronavirus de animales.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 19 de agosto de la revista New England Journal of Medicine.

Dos expertos en enfermedades infecciosas que no se relacionaban con el estudio dijeron que la investigación parece promisoria.

"Produjeron anticuerpos neutralizantes de espectro muy amplio y de alto nivel contra una amplia variedad de coronavirus, algo que es interesante e impresionante", señaló el Dr. Greg Poland, fundador del Grupo de Investigación en Vacunas de la Clínica Mayo.

El estudio muestra que las vacunas pueden actuar junto con las infecciones para producir una potente protección, comentó el Dr. Amesh Adalja, experto sénior del Centro de Seguridad de la Salud Johns Hopkins, en Baltimore.

"El estudio refleja que la inmunidad aumenta a la inmunidad, y que la inmunidad inducida por una vacuna y por la infección natural pueden funcionar juntas de forma sinérgica para ofrecer a las personas una inmunidad muy robusta, no solo contra la COVID-19, sino también contra otros coronavirus", planteó Adalja.

Todos los coronavirus incluidos en este estudio dependen de una enzima común llamada ECA-2 para entrar en las células humanas, señalaron Wang y los investigadores. Éstos incluyen al SRAS, a la COVID-19 y a los coronavirus de animales.

Unas vacunas dirigidas a bloquear la enzima durante las infecciones virales podrían potencialmente proteger contra cualquier nueva variante de la COVID-19, y además de cualquier coronavirus futuro, especularon los investigadores.

"A nivel inmunológico, es como el santo grial, la idea de que se pueda desarrollar una vacuna que incluya suficientes de los antígenos para cubrir a una amplia variedad de coronavirus múltiples", dijo Poland, y lo comparó con la investigación en curso para una vacuna universal contra la gripe.

Pero Poland advirtió que este estudio fue pequeño, y que la idea necesita mucha más investigación antes de que se pueda producir una nueva vacuna.

"Ahora tendrán que probarlo", añadió Poland. "Yo lo llamaría un estudio de prueba de concepto".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el SRAS.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Greg Poland, MD, founder, Mayo Clinic's Vaccine Research Group; Amesh Adalja, MD, senior scholar, Johns Hopkins Center for Health Security, Baltimore; New England Journal of Medicine, Aug. 19, 2021

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined