See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Un panel de expertos reduce a los 35 años la edad para las pruebas de detección de rutina de la diabetes

a doctor with stethoscope

MARTES, 24 de agosto de 2021 (HealthDay News) -- La edad recomendada para comenzar a realizar las pruebas de rutina para la detección de la diabetes en personas con sobrepeso y obesidad se reducirá cinco años, de los 40 a los 35 años, según ha anunciado el principal panel de expertos en salud preventiva del país.

El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU. (USPSTF), ha decidido que la realización de las pruebas cinco años antes ayudaría a detectar más personas con prediabetes, afirmó el Dr. Michael Barry, vicepresidente del USPSTF.

Esto brindaría a estas personas la oportunidad de evitar la diabetes propiamente dicha al adoptar una dieta más saludable, hacer ejercicio con más frecuencia y perder peso, dijo Barry, director del Programa de Decisiones Médicas Informadas del Hospital General de Massachusetts, en Boston.

La diabetes es un "factor de riesgo importante de ataque cardiaco y accidente cerebrovascular (ACV), pero también es la causa principal de ceguera y de insuficiencia renal en Estados Unidos, y una de las principales causas de amputación de extremidades", señaló. "Nadie diría que esto no es importante".

Casi un 13 por ciento de los adultos estadounidenses (34 millones de personas) tienen diabetes, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Pero más de uno de cada tres (un 35 por ciento) tiene prediabetes, una afección en la que los niveles de azúcar en la sangre son más altos de lo normal, pero todavía no han dañado de forma irreversible la capacidad de respuesta del cuerpo a la insulina.

"Sabemos que epidemiológicamente se observa un aumento en la prevalencia de la diabetes y de la prediabetes alrededor de los 35 años", dijo Barry.

Las nuevas recomendaciones y la ciencia en las que se basan se publicaron en la edición del 24 de agosto de la revista Journal of the American Medical Association.

Las recomendaciones del USPSTF son importantes, ya que según la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio ("Obamacare"), las aseguradoras deben cubrir por completo cualquier examen de detección que respalde el grupo de trabajo, sin ningún tipo de gasto de desembolso para los pacientes.

En el caso de la diabetes, las pruebas de detección implican un análisis de sangre simple y seguro para comprobar los niveles de azúcar en la sangre en ayunas o de la hemoglobina A1C, dijo Barry.

La Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association) elogió la actualización de las recomendaciones de detección.

"Los nuevos casos de diabetes continúan aumentando, y sabemos que más o menos una cuarta parte de las personas con la enfermedad siguen sin ser diagnosticadas", lamentó el Dr. Robert Gabbay, director científico y médico de la asociación. "La reducción del requisito de edad a los 35 años para las personas con sobrepeso u obesidad es un paso en la dirección correcta".

La Dra. Emily Gallagher, endocrinóloga, señaló que las directrices también afirman que los médicos deberían tener en consideración las pruebas de detección de la diabetes para las personas que pertenecen a los grupos de mayor riesgo a una edad incluso más temprana. Estas incluyen a las personas que:

  • Pertenecen a ciertos grupos étnicos en los que la diabetes tiene un mayor impacto, como los amerindios/nativos de Alaska, los asiáticos, los negros, los hispanos y los nativos de las Islas del Pacífico.
  • Tienen antecedentes familiares de diabetes.
  • Tuvieron diabetes gestacional durante el embarazo.
  • Tienen antecedentes de quistes ováricos.

"Es fundamental tener en cuenta estas salvedades en las recomendaciones, en particular cuando se trata a poblaciones diversas en las que existe un riesgo más alto de diabetes en las personas con un peso normal", apuntó Gallagher, del Hospital Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

Algunos médicos creen que la edad de las pruebas de detección podría ser incluso menor, dada la actual crisis de obesidad en Estados Unidos.

"Personalmente, creo que es probable que hubiera sido más beneficioso reducirlo aún más, sobre todo debido a que las tasas de obesidad y la incidencia de diabetes tipo 2 en la población más joven se han disparado", afirmó la Dra. Mary Vouyiouklis Kellis, endocrinóloga de la Clínica Cleveland.

Kellis apuntó a otro estudio publicado en la edición del 24 de agosto de la revista Journal of the American Medical Association, que encontró que la tasa de diabetes tipo 2 en jóvenes de 19 años o menos casi se duplicó entre 2001 y 2017. Los mayores aumentos se dieron entre los jóvenes hispanos y negros.

Pero aunque el número de personas jóvenes con diabetes está en aumento, sigue siendo relativamente bajo. Menos de uno de cada 1,000 niños estadounidenses tenía diabetes tipo 2 en 2017, indicaron los resultados del estudio.

Barry dijo que, "aunque sin duda existe una obesidad creciente entre las personas más jóvenes, el aumento de la prediabetes y de la diabetes comienza en realidad a los 35 años. No pudimos encontrar la evidencia que nos permitiría reducir incluso más la edad de las pruebas de detección".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre la prediabetes, y aquí puede consultar todas las recomendaciones sobre las pruebas de detección del Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Michael Barry, MD, director, Informed Medical Decisions Program, Massachusetts General Hospital, Boston; Robert Gabbay, MD, PhD, chief scientific and medical officer, American Diabetes Association, Arlington, Va.; Emily Gallagher, MD, PhD, endocrinologist, Mount Sinai Hospital, New York City; Mary Vouyiouklis Kellis, MD, endocrinologist, Cleveland Clinic, Ohio; Journal of the American Medical Association, Aug. 24, 2021

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined