back pain
Adobe Stock

MARTES, 9 de agosto de 2022 (HealthDay News) -- Cuando las personas tienen un dolor de espalda tan malo como para ir al médico, ofrecer pronto la fisioterapia (FT) podría ser una opción inteligente, sugiere un nuevo estudio.

Los investigadores encontraron que cuando estos pacientes recibían una FT "temprana", es decir, en un par de semanas tras ver al médico, era menos probable que necesitaran otros tipos de atención médica, que con frecuencia son más caros.

Entre un mes y un año después, era menos probable que acudieran a un quiropráctico, que fueran a la sala de emergencias, que necesitaran pruebas como una IRM, o que recibieran un analgésico inyectado en la columna.

Los expertos señalaron que los hallazgos concuerdan con lo que ven en la práctica diaria.

"Mientras antes ven al fisioterapeuta los pacientes con un dolor lumbar agudo, antes pueden mejorar y menos probable es que necesiten terapias adicionales", apuntó la Dra. Catherine MacLean, directora médica de valor del Hospital para Cirugías Especiales, en la ciudad de Nueva York.

MacLean, que no participó en el estudio, afirmó que la FT podría aliviar el dolor de espalda de forma directa, y también calmar a los pacientes.

"Pienso que parte de lo que sucede es que la fisioterapia ayuda", dijo. "Además, pienso que la confirmación de que lo que experimentan no es grave y que se resolverá rápido es muy importante y útil para estos pacientes".

El dolor lumbar es muy común, y en general los expertos recomiendan tratamientos conservadores no farmacológicos al principio. Las directrices difieren respecto a cuándo probar la FT, pero algunos grupos médicos recomiendan que las personas comiencen con el "autocuidado", por ejemplo almohadillas térmicas y un movimiento suave.

Es cierto que, con frecuencia, el dolor lumbar desaparece "espontáneamente", apuntó Richard Skolasky, investigador sénior del nuevo estudio.

Entonces, él y sus colegas se enfocaron en los pacientes con un dolor de espalda de suficiente gravedad como para que tuvieran que ir al médico. Es probable que esto descarte a muchas personas cuyo dolor de espalda mejoraría con autocuidados, según Skolasky, director del Centro de Investigación en Resultados de la Columna Johns Hopkins, en Baltimore.

Su equipo usó una base de datos de seguros de salud para analizar las reclamaciones de casi 980,000 adultos de EE. UU. menores de 65 años, que fueron diagnosticados con un dolor lumbar agudo. Alrededor de un 11 por ciento fueron remitidos a una FT temprana, lo que significa que recibieron su primera sesión en un plazo de dos semanas tras su visita médica.

El estudio encontró que, en el mes siguiente, esos pacientes tenían entre un 57 y un 32 por ciento menos de probabilidades de ir al quiropráctico o a un especialista ortopédico o del dolor, necesitar pruebas de imágenes avanzadas o inyecciones de esteroides para aliviar el dolor, o acabar en emergencias.

Estas diferencias persistieron, aunque fueron más pequeñas, en el año siguiente. Pero la FT temprana al final no redujo los costos de atención de la salud de las personas: el costo de dos a tres meses de terapia podrían superar los ahorros de una IRM evitada.

Aun así, Skolasky afirmó que es "alentador" ver que las personas en la FT temprana no tuvieron que ver a otros proveedores ni hacerse pruebas y procedimientos con la misma frecuencia que los demás pacientes.

Anotó que las investigaciones anteriores han mostrado que una FT temprana podría reducir las probabilidades de que el dolor de espalda agudo se vuelva crónico. Más allá de esto, los pacientes quizá estén mejor preparados para la próxima vez que tengan una exacerbación del dolor de espalda: una de las metas de la FT, aclaró Skolasky, es enseñar a las personas formas de gestionar el problema por su cuenta.

Dicho eso, el acceso sigue siendo un problema. La FT es una inversión de tiempo, dijo Skolasky, y los pacientes pueden tener dificultades para encajarla en sus vidas. Y en las áreas menos pobladas con pocos proveedores, anotó, quizá sea difícil encontrar un centro a una distancia razonable.

En este estudio, los pacientes del Suroeste y del Medio Oeste tuvieron unas tasas particularmente bajas de FT temprana. Skolasky especuló que el problema de la oferta podría explicarlo en parte.

A pesar de algunas barreras, vale la pena hablar sobre la FT, según Skolasky.

"Si sus síntomas de dolor son tan graves como para ver al médico, hable sobre las opciones no farmacológicos para tratarlos", aconsejó.

Los investigadores no contaban con información sobre si la FT temprana ayudó a las personas a evitar los analgésicos, lo que es una pregunta importante, anotó Skolasky. Las directrices para tratar el dolor lumbar recomiendan probar primero las opciones no farmacológicas.

Los hallazgos se publicaron en una edición reciente de la revista BMC Health Services Research.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. ofrece más información sobre el dolor de espalda.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Richard Skolasky Jr., ScD, MA, director, Johns Hopkins Spine Outcomes Research Center, and professor, orthopedic surgery, Johns Hopkins School of Medicine, Baltimore; Catherine MacLean, MD, PhD, chief value medical officer, Hospital for Special Surgery, New York City; BMC Health Services Research, July 2, 2022, online

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ