Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

La depresión puede acabar con las vidas de las personas con EM

La depresión puede acabar con las vidas de las personas con EM
Adobe Stock

JUEVES, 2 de septiembre de 2021 (HealthDay News) -- La depresión y la esclerosis múltiple (EM) tienden a ir de la mano, encuentra una investigación reciente, y cuando lo hacen, las probabilidades de fallecer en la década posterior pueden ser hasta cinco veces más altas que las de las personas que no sufren de ninguna de estas dos afecciones.

No se comprende del todo el motivo exacto de que la combinación sea tan letal, pero varios factores podrían estar implicados, explicó el autor del estudio, el Dr. Raffaele Palladino, asociado de investigación del Colegio Imperial de Londres. Para comenzar, la depresión se asocia con la inflamación y otros cambios en el cerebro que aumentan el riesgo de accidente cerebrovascular (ACV).

"Las personas con trastornos psiquiátricos quizá tampoco tengan gestionados sus factores de riesgo cardiovascular, y la depresión se asocia con unas peores conductas de salud [la dieta y la actividad física], que pueden tener un efecto negativo en la EM, y también en otros aspectos de la salud", señaló Palladino.

La EM afecta a casi 1 millón de personas en Estados Unidos, y ocurre cuando el sistema inmunitario ataca por error al sistema nervioso central, que está formado por el cerebro, la médula espinal y los nervios ópticos. Los síntomas pueden variar entre leves y graves, y pueden incluir entumecimiento, fatiga, problemas de vejiga, dificultades para caminar, y problemas de pensamiento y memoria. Todo un 20 por ciento de las personas con EM también experimentan depresión, dijo Palladino.

En el estudio, los investigadores revisaron los expedientes médicos de casi 85,000 personas con y sin EM. Monitorizaron quién desarrollo enfermedad vascular o falleció en un periodo de 10 años. Al inicio del estudio, un 21 por ciento de las personas con EM estaban deprimidas, al igual que un 9 por ciento de las personas sin EM.

Las personas con EM y depresión tenían más de cinco veces más probabilidades de fallecer por cualquier causa en la década siguiente, en comparación con las personas sin ninguna de las dos afecciones, después de que los investigadores tomaron en cuenta otros factores que podrían afectar el riesgo de muerte, por ejemplo el tabaquismo y la diabetes.

Las personas con ambas afecciones también tenían más de tres veces más probabilidades de desarrollar enfermedades vasculares que las personas sin ninguna de las dos afecciones, mostró el estudio.

Tener un historial de EM o de depresión también afectó el riesgo de fallecer durante los 10 próximos años. Las personas con EM sin depresión tenían casi cuatro veces más probabilidades de morir que las personas sin ninguna de las dos afecciones, y las personas con depresión sin EM tenían casi el doble de probabilidades de morir, mostró el estudio.

Es demasiado pronto para decir si tratar la depresión en las personas con EM ayudaría a mejorar los factores de riesgo vascular, como la inflamación en el cerebro, y ayudaría a reducir las probabilidades de muerte. Palladino planteó que la concienciación sobre los síntomas de la depresión en la EM y el respaldo familiar son esenciales.

Los síntomas comunes de la depresión pueden incluir sentimientos de tristeza y llanto, irritabilidad, pérdida de interés en las actividades normales, alteraciones en el sueño, fatiga, cambios en el apetito, sentimientos de culpa, problemas para pensar, y pensamientos frecuentes de muerte, enumeró.

"Una evaluación adecuada de salud mental, seguida por una intervención oportuna y efectiva, es un paso esencial para mitigar las consecuencias [de la depresión]", aseguró Palladino.

El estudio aparece en la edición del 1 de septiembre de la revista Neurology.

Dos expertos que no participaron en el estudio enfatizaron la importancia de reconocer las señales de depresión y enfermedad vascular en las personas con EM, y de tratarlas de forma adecuada.

Este estudio identifica la relación entre la EM y la depresión, "y resalta el impacto de esta combinación en el riesgo vascular incidente y la mortalidad por todas las causas", comentó la Dra. Emily Pharr, profesora asistente de neurología del centro Médico Bautista de Wake Forest en Winston-Salem, Carolina del Norte. "Estos hallazgos enfatizan la importancia de monitorizar de cerca los síntomas de depresión y los factores de riesgo vascular en nuestros pacientes que viven con EM".

Julie Fiol, vicepresidenta asociada de acceso a la atención de la salud de la Sociedad Nacional de la Esclerosis Múltiple (National MS Society), se mostró de acuerdo. "Las implicaciones clínicas inmediatas de estos hallazgos son la importancia de evaluar y tratar la depresión en la EM", enfatizó.

La depresión en la EM no es solo una reacción a la vida con una enfermedad crónica, anotó Fiol.

"También sucede algo biológico fuera del control de la persona", aseguró. "Si no se trata, la depresión reduce la calidad de vida, empeora otros síntomas de la EM (como la fatiga, el dolor y los cambios cognitivos) y podría resultar letal".

Más información

Aprenda más sobre la depresión y la EM en la Sociedad Nacional de la Esclerosis Múltiple.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Raffaele Palladino, MD, PhD, research associate, Imperial College London, United Kingdom; Emily Pharr, MD, assistant professor, neurology, Wake Forest Baptist Medical Center, Winston-Salem, N.C.; Julie Fiol, associate vice president, health care access, National MS Society, New York City; Neurology, Sept.1, 2021

Consumer News in Spanish