blood pressure and pregnancy
Adobe Stock

MARTES, 20 de septiembre de 2022 (HealthDay News) -- Una nueva investigación sugiere que el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) quizá no solo provoque complicaciones psiquiátricas: los adultos que sufren de TDAH también son más propensos a desarrollar algún tipo de enfermedad cardiovascular.

"Los profesionales clínicos deben sopesar con cuidado la comorbilidad psiquiátrica y los factores del estilo de vida para ayudar a reducir el riesgo de ECV [enfermedad cardiovascular] en los individuos con TDAH, pero también necesitamos más investigación para explorar los mecanismos biológicos plausibles, por ejemplo los componentes genéticos comunes entre el TDAH y la enfermedad cardiovascular", planteó la investigadora principal, Lin Li, investigadora postdoctoral del Departamento de Epidemiología y Bioestadística Médicas del Instituto Karolinska, en Suecia.

Este estudio no puede probar que el TDAH provoque enfermedad cardiovascular, solo que las dos afecciones parecen estar asociadas, anotaron los investigadores.

Li añadió que otros factores podrían iluminar la conexión entre el TDAH y la enfermedad cardiovascular.

"Encontramos que las comorbilidades psiquiátricas, sobre todo el trastorno de uso de sustancias y los trastornos de la alimentación, podrían explicar en parte la asociación entre el TDAH y la enfermedad cardiovascular", apuntó.

"Pero no tenemos información detallada sobre los factores del estilo de vida, por ejemplo fumar y las actividades físicas, que también podrían vincularse con el aumento en el riesgo de enfermedad cardiovascular entre los adultos con TDAH", comentó Li. "Además se necesita más investigación para explorar si unos factores genéticos podrían explicar la asociación".

Li también anotó que los medicamentos que se usan para tratar los síntomas de TDAH no redujeron el riesgo de enfermedad cardiovascular entre los que sufrían de la afección.

En el estudio, los investigadores recolectaron los datos de más de 5 millones de adultos, de los cuales 37,000 tenían TDAH. Durante un seguimiento promedio de 12 años, un 38 por ciento de los que tenían TDAH desarrollaron una enfermedad cardiovascular, en comparación con un 23.5 por ciento de los que no tenían TDAH.

Entre los que tenían TDAH, los riesgos de paro cardiaco, accidente cerebrovascular (ACV) hemorrágico y enfermedades vasculares periféricas fueron particularmente altos. La asociación fue más potente entre los hombres que entre las mujeres, y los trastornos de la alimentación y la adicción a las drogas aumentaban las probabilidades de enfermedad cardiovascular entre las personas con TDAH.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 8 de septiembre de la revista World Psychiatry.

Un experto cardiaco de EE. UU. que no participó en el estudio anotó que el TDAH es solo un diagnóstico reciente.

"El motivo de que el vínculo entre el TDAH y la enfermedad cardiaca no se ha comprendido bien es que las tasas diagnósticas han aumentado de forma dramática solo en los últimos 45 años. Ahora, las personas de 45 años están comenzando a desarrollar la enfermedad cardiaca a un ritmo acelerado", explicó el Dr. Benjamin Hirsh, cardiólogo de Northwell Health en Great Neck, Nueva York.

La relación entre el TDAH y la enfermedad cardiovascular es compleja, pero sin duda se relaciona con el efecto del trauma emocional del TDAH, el uso a largo plazo de las anfetaminas, y conductas como un aumento en el tabaquismo, observó.

"Lo que este estudio muestra de forma clarísima y convincente es que estos pacientes deben acudir a su médico del corazón todos los años", aconsejó Hirsh. "El TDAH en sí ya es un factor de riesgo de enfermedad cardiaca, y debemos monitorizar su riesgo por el TDAH y controlar otros factores de riesgo de forma muy rigurosa".

Lo que también es interesante es que el efecto en la enfermedad cardiovascular en realidad no se mitigaba mediante el uso de los medicamentos para el TDAH, lo que incluye los estimulantes, observó.

"Tratar el TDAH de forma efectiva y responsable es una medida esencial para mejorar la calidad de vida a cualquier edad, y para mejorar su salud durante toda la vida, aunque todavía se necesita precaución cuando se usen estimulantes", anotó Hirsh.

Enfatizar unas conductas de afrontamiento saludables también es importante para tratar el TDAH. "Por ejemplo, se ha mostrado una y otra vez que el ejercicio mejora todos los síntomas del TDAH", añadió.

Más información

Aprenda más sobre el TDAH en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Lin Li, PhD, School of Medical Sciences, Orebro University, Orebro, Sweden, and postdoctoral researcher, Department of Medical Epidemiology and Biostatistics, Karolinska Institute, Sweden; Benjamin Hirsh, MD, cardiologist, Northwell Health, Great Neck, N.Y.; World Psychiatry, Sept. 8, 2022

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ