See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Un medicamento para la diabetes podría ayudar a las mujeres con preeclampsia a prolongar su embarazo

pregnancy
Adobe Stock

JUEVES, 23 de septiembre de 2021 (HealthDay News) -- La metformina, un medicamento para la diabetes que se receta con frecuencia, podría ayudar a evitar el parto prematuro entre las mujeres que desarrollan hipertensión relacionada con el embarazo.

La preeclampsia se caracteriza por un aumento repentino en la presión arterial, la proteína en la orina, u otros problemas durante el embarazo. La preeclampsia prematura ocurre entre las semanas 26 y 32 del embarazo, y con frecuencia conduce a un parto temprano, lo que pone a los bebés en riesgo. Los bebés prematuros tienen más problemas de la salud en el nacimiento y más adelante que los bebés nacidos a término completo.

"Las madres embarazadas que fueron diagnosticadas con preeclampsia prematura y que entonces tomaron metformina estuvieron embarazadas durante una semana más que las que tomaron una pastilla falsa [un placebo]", señaló la autora del estudio, la Dra. Catherine Cluver, profesora asociada de obstetricia y ginecología del Hospital Tygerberg de la Universidad de Stellenbosch, en Sudáfrica.

Una semana quizá no parezca mucho, pero puede hacer una diferencia inmensa para el bebé, aclaro.

"En las gestaciones prematuras, cada día que un bebé puede permanecer en el útero es un beneficio", anotó Cluver. Los bebés que nacieron de las mujeres que tomaron metformina pasaron 12 días menos en el hospital que los bebés nacidos de las madres que tomaron el placebo, encontró el estudio.

No se comprende del todo exactamente cómo la metformina ayuda a prolongar el embarazo, pero los investigadores tienen teorías.

"Cuando una mujer embarazada desarrolla preeclampsia, el revestimiento de sus vasos sanguíneos se ve afectado, y hay proteínas o biomarcadores específicos que aumentan en el torrente sanguíneo", comentó Cluver. "Es posible que la metformina mejore la función de los vasos sanguíneos y reduzca estos marcadores".

El estudio incluyó a 180 mujeres que desarrollaron preeclampsia entre las semanas 26 y 31 del embarazo.

La mitad tomaron metformina y la mitad un placebo. Aunque las mujeres que tomaron metformina permanecieron embarazadas más o menos una semana más que las que no la tomaron, no se consideró que los resultados tuvieran significación estadística.

Sin embargo, tuvieron "significación biológica", afirmó el Dr. Ira Bernstein, miembro de la Junta Asesora Médica de la Preeclampsia Foundation, que revisó los hallazgos. La fundación ayudó a financiar la investigación.

"Cada semana de embarazo se asocia con una reducción significativa en el riesgo de los recién nacidos", señaló Bernstein, director de obstetricia, ginecología y ciencias de la reproducción del Colegio de Medicina Larner de la Universidad de Vermont, en Burlington.

La investigación mostró que la metformina era segura, y no hubo diferencias en las complicaciones de nacimiento graves ni en las muertes entre los dos grupos de madres o bebés.

Pero el nuevo estudio tuvo ciertas limitaciones.

Se realizó en un centro de Ciudad del Cabo, Sudáfrica, donde las mujeres eran más propensas a ser obesas, a tener VIH e hipertensión. Se necesita más investigación en unos grupos más grandes de mujeres para ver si los hallazgos aplican a otras poblaciones, aclaró Cluver.

Los investigadores están preparando un ensayo de mayor tamaño, que incluirá a 500 mujeres con preeclampsia prematura, anotó.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 23 de septiembre de la revista The BMJ.

La preeclampsia sigue siendo un importante factor contribuyente del nacimiento prematuro, además de muertes de recién nacidos y madres, apuntó Bernstein.

En Estados Unidos, las mujeres que tienen un riesgo de preeclampsia son monitorizadas de cerca, y con frecuencia toman aspirina para reducir las probabilidades de desarrollar esta peligrosa complicación del embarazo, señaló. Con frecuencia, las mujeres que la desarrollan se tratan con antihipertensivos y se monitorizan.

La mejor forma de mantener la preeclampsia a raya es recibir una atención prenatal de rutina, enfatizó. En estas citas, el médico revisa la presión arterial.

La preeclampsia con frecuencia ocurre de forma silenciosa, advirtió Bernstein. "Algunas mujeres podrían reportar un dolor de cabeza o una hinchazón y un aumento de peso repentinos, pero estas cosas también pueden ocurrir en un embarazo normal", anotó.

El Dr. Eran Bornstein es vicepresidente de obstetricia y ginecología del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

Describió los hallazgos como "interesantes e innovadores", pero dijo que se necesita más estudio para sacar cualquier conclusión sobre el rol potencial de la metformina en el tratamiento de la preeclampsia prematura.

"Estos hallazgos se deberían utilizar para generar hipótesis y fomentar una mayor investigación en el área para evaluar tanto el potencial clínico del tratamiento de la preeclampsia como el mecanismo plausible de su observación", añadió.

Más información

Aprenda más sobre la preeclampsia en la Preeclampsia Foundation.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Catherine Cluver, MD, associate professor, obstetrics and gynecology, Stellenbosch University, Tygerberg Hospital, Stellenbosch, South Africa; Ira Bernstein, MD, professor and chairman, department of obstetrics, gynecology and reproductive sciences, University of Vermont, Larner College of Medicine, Burlington; Eran Bornstein, MD, director, obstetrics, Lenox Hill Hospital, New York City; The BMJ, Sept. 22, 2021, online

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined