See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Las muertes por sobredosis de metanfetamina se han triplicado en EE. UU. en los últimos años

depression
Adobe Stock

JUEVES, 23 de septiembre de 2021 (HealthDay News) -- Las muertes por sobredosis de metanfetamina en Estados Unidos casi se triplicaron entre 2015 y 2019, informan las autoridades de salud en un nuevo estudio.

Aunque el número de usuarios de metanfetaminas no aumentó de forma tan marcada, los investigadores señalaron que el uso frecuente de la metanfetamina, y el uso de otras drogas al mismo tiempo, podrían haber contribuido al aumento en las muertes por sobredosis. Los usuarios de metanfetamina también se han diversificado más, según el informe.

"Estamos en medio de una crisis de sobredosis en Estados Unidos, y esta trágica trayectoria va mucho más allá de la epidemia de opioides. Además de la heroína, la metanfetamina y la cocaína se están volviendo más peligrosas debido a la contaminación con el fentanilo de alta potencia, y a los aumentos en los patrones de uso de más alto riesgo, como el uso de sustancias múltiples y el uso regular", comentó la investigadora, la Dra. Nora Volkow, directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA) de EE. UU.

En 2020, más de 93,000 estadounidenses fallecieron por sobredosis de drogas, el aumento de un solo año más grande que se ha registrado. El aumento se vio fomentado en gran media por sobredosis que implicaban a los opioides sintéticos, sobre todo de fentanilo, pero las sobredosis en que estaba implicada la metanfetamina también fueron significativas.

Para evaluar las tendencias en el uso de la metanfetamina, los investigadores analizaron los expedientes de las causas de muerte del Sistema Nacional de Estadísticas Vitales, y datos de 2015-2019 sobre los adultos de 18 a 64 años de la Encuesta nacional sobre el uso de drogas y salud.

En ese periodo, los investigadores encontraron que el número de muertes por sobredosis en que estaban implicadas drogas aparte de la cocaína, sobre todo de metanfetamina, aumentaron de más de 5,500 a casi 15,500, un aumento del 180 por ciento. Pero el número de personas que reportaron un uso de metanfetamina aumentó en un 43 por ciento.

Además, las personas que dijeron que usaban metanfetamina con frecuencia aumentó en un 66 por ciento entre 2015 y 2019, y el número de personas que usaban metanfetamina y cocaína a la vez aumentó en un 60 por ciento.

Desde 2017, más usuarios de metanfetamina reportaron unos patrones de uso de más alto riesgo, como tener un trastorno por el uso de metanfetamina o inyectarse la metanfetamina, lo que podría contribuir al aumento en las muertes por sobredosis de metanfetamina, comentaron los investigadores.

Históricamente, la metanfetamina ha sido utilizada sobre todo por personas blancas de mediana edad, pero ahora, los amerindios y los nativos de Alaska son los mayores usuarios de la droga, según el informe.

"Los métodos de salud pública se deben individualizar para abordar el uso de la metanfetamina en las diversas comunidades en riesgo, en particular en las comunidades amerindias y de nativos de Alaska, que tienen el riesgo más alto de abuso de la metanfetamina y que con demasiada frecuencia reciben pocos servicios", indicó Volkow en un comunicado de prensa del instituto.

Además, la prevalencia del trastorno por el uso de metanfetamina entre los que no se inyectaban la droga se multiplicó por 10 entre las personas negras de 2015 a 2019, un aumento mucho más marcado que entre las personas blancas o hispanas.

El uso de la metanfetamina se ha vinculado con la transmisión del VIH a través de las agujas compartidas y de la participación en actividad sexual sin protección, que con frecuencia se asocia con el uso de la metanfetamina. Los investigadores encontraron que la prevalencia de la metanfetamina inyectada era más alta entre los hombres homosexuales. El trastorno por el uso de metanfetamina sin inyección se multiplicó por más de dos entre los hombres homosexuales o bisexuales. Se multiplicó por más de tres entre las mujeres heterosexuales y las mujeres lesbianas o bisexuales, y se multiplicó por más de dos entre los hombres heterosexuales.

El análisis también encontró que el trastorno por el uso de metanfetamina sin inyección se cuadruplicó en los adultos jóvenes de 18 a 23 años.

"Lo que hace que estos datos sean incluso más devastadores es que, actualmente, no hay medicamentos aprobados para tratar el trastorno por el uso de la metanfetamina", añadió en el comunicado de prensa la investigadora Emily Einstein, jefa de la Rama de Políticas Científicas de la NIDA.

El informe se publicó en la edición en línea del 22 de septiembre de la revista JAMA Psychiatry.

Más información

El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de EE. UU. ofrece más información sobre el abuso de la metanfetamina.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: U.S. National Institute on Drug Abuse, news release, Sept. 22, 2021

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined