La deseada vacuna contra el SIDA

Científicos esperan algún éxito a finales de la década

Lunes, 1 de diciembre (HealthDayNews) -- Luego de un frustrante año de hallazgos investigativos, los científicos están más cerca de desarrollar el Santo Grial de la prevención del SIDA: una vacuna exitosa.

Pero investigadores, doctores y activistas esperan tener éxito al finalizar la década.

En juego está una forma de detener la transmisión del SIDA sin confiar en los humanos para reducir las tendencias hacia el comportamiento sexual riesgoso. Si los científicos son exitosos, la enfermedad podría disminuir.

"Todos nosotros somos precavidamente optimistas", indicó Wayne Koff, vicepresidente de investigación y desarrollo de la Iniciativa Nacional de la Vacuna contra el SIDA, una organización de apoyo.

Estas palabras de esperanza moderada surgen mientras las naciones hacen un alto el primero de diciembre para conmemorar el Día Mundial de Alerta contra el SIDA. La epidemia, que comenzó hace más de dos décadas, ha matado una cantidad estimada de 23 a 25 millones de personas en todo el mundo.

Los investigadores a comienzos de este año llegaron al final del estudio más extenso de la vacuna a la fecha; la tan llamada vacuna AIDSVAX que fue administrada a personas en los Estados Unidos.

Para el asombro de los expertos, la vacuna no puedo proteger contra infecciones de SIDA a blancos y latinos, pero funcionó bastante bien en negros y asiáticos. Muchos críticos rápidamente descartaron el estudio, diciendo que era demasiado pequeño porque sólo se incluyó en el estudio unos pocos cientos de persona no blancas entre los 5,400 sujetos. Otros se preguntaban si algunas diferencias genéticas entre las razas podría responsabilizarse de la discrepancia.

En noviembre, los investigadores publicaron los resultados de otro estudio que examinó una variación de la vacuna AIDSVAX dirigida hacia las cepas que son comunes en Asia. La vacuna, suministrada a la mitad de un grupo de 2,546 usuarios de drogas intravenosas en Tailandia, no se desempeñó mejor que un placebo suministrado a la otra mitad.

Las vacunas, por supuesto, están disponibles para combatir una variedad de enfermedades, desde paperas y sarampión hasta viruelas y polio. Incluso las varicelas, la usualmente leve pero a veces desfigurante enfermedad infantil, se ha rendido ante la vacuna.

Considerando el récord del éxito de la vacuna, ¿por qué el SIDA representa un problema?

"Existen dos dificultades", indicó el doctor Steve Black, director del Centro de Estudio de la Vacuna de Kaiser Permanente en Oakland, California. "Una es que el virus mismo está atacando el sistema inmunitario. Está atacando la defensa principal del cuerpo contra la enfermedad. Aunque se tenga una vacuna que genere una respuesta inmunitaria apropiada, no hay forma de asegurar que la infección misma no menoscabe esto".

El otro problema yace en la capacidad del VIH el virus del SIDA en cambiar en diferentes formas. Otras enfermedades simplemente no hacen esto, expuso Black. "El sarampión se mantiene como sarampión. Si vacunas a las personas, éstas estarán protegidas".

El SIDA, por otro lado, es más similar al virus de la influenza, que cambia con tanta frecuencia que las compañías farmacéuticas deben desarrollar la formación de las vacunas de influenza cada año. "VIH hace esto de una forma mucho más rápida", explicó Black.

Una posible solución para la primera parte del problema seria usar lo que se llama vacuna viva atenuada; una forma debilitada e inofensiva del virus del SIDA que forzaría al sistema inmunitario a crear permanentemente anticuerpos, los soldados microscópicos listos siempre para atacar un germen específico.

La vacuna de polio, entre otras, trabaja de la misma manera "Cuando el cuerpo ve el virus de polio, puede atacarlo y neutralizarlo, uno no adquiere la enfermedad", comentó Koff.

Pero existe un problema. "En el VIH, uno puede producir muchos anticuerpos y estos pueden unirse al VIH, pero la mayoría de ellos no son eficaces en neutralizar el VIH de la manera apropiada", explicó Koff.

Koff y otros expertos sospechan que el método más factible podría ser diseñar una vacuna combinada que refuerce el sistema inmunitario y equipe las células contra residuos del virus que sobrepasen la primer barrera de defensa. La segunda parte de la vacuna "estimularía el sistema inmunitario a producir células que fueran capaces de matar las células infectadas", indicó Koff. "No es la primera línea de defensa. Es la próxima línea de defensa".

Por ahora, una vacuna utilizable parece estar a años luz. Aunque aproximadamente 20 vacunas están dentro o cerca de la etapa de estudios en humanos, sólo las vacunas AIDSVAX y una vacuna más han alcanzado las fases finales de investigación, indicó Koff. Los resultados del estudio de ésta vacuna, derivado de un virus canario, están pendiente.

"Es concebible tener una vacuna parcialmente eficaz para finales de la década", aseveró Koff. "Puede tener beneficio significativo en la salud pública. Recordemos que 15,000 personas al día se están infectando con VIH. Aunque tengas una vacuna que sea 40 a 50 por ciento eficaz, se puede lograr una cantidad significativa de impacto".

Más información

Conoce más acerca del desarrollo de la vacuna de VIH de la Red de Estudios de la Vacuna de VIH y la Iniciativa Internacional de la Vacuna contra el SIDA.

Fuentes: Wayne Koff, Ph.D., vicepresidente, investigación y desarrollo, ciudad de Nueva York; Steve Black, M.D., director, Centro de estudio de Kaiser Permanente, Centro de Estudio de Vacunas, Oakland, Calif.
Consumer News in Spanish