Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Más evidencia de que un espermicida no detendrá el SIDA

Estudio indica que nonoxinol 9 podría aumentar las probabilidades de infección

Viernes, 27 de septiembre (HealthDayNews) -- Un común gel espermicida no previene la infección de VIH-1, y puede, de hecho, aumentar el riesgo de infección si se utiliza con frecuencia.

Este es el reclamo de un estudio en la edición de mañana de "The Lancet".

Estudios previos de laboratorio sugirieron que el nonoxinol-9 podría ser una barrera contra la infección VIH-1 y otras enfermedades de transmisión sexual, pero esa evidencia no fue concluyente y varios estudios han indicado desde entonces que no funciona. El nonoxinol-9 es un espermicida barato que se consigue sin receta.

Investigadores belgas realizaron un estudio que involucraba 765 trabajadoras del sexo VIH-1 negativo en Sur Africa, Benin, Tailandia y la Costa de Marfil.

Aproximadamente un tercio de las mujeres utilizaron el espermicida un promedio de 3.5 veces al día. Esto se asoció con el doble de infección de VIH-1, en comparación con mujeres quienes utilizaron un placebo. El uso infrecuente de nonoxinol-9 no aumentó el riesgo de infección VIH-1, indicó el estudio.

No hubo diferencias en la incidencia de otras formas de enfermedades de transmisión sexual entre el nonoxinol-9 y el placebo.

Los investigadores desarrollaron la hipótesis de que el aumento de infecciones de VIH se vinculó con la ocurrencia de lesiones vaginales en mujeres quienes hicieron frecuente el uso de nonoxinol-9.

"Nonoxinol-9 ya no desempeña un rol en la prevención de VIH-1. Nuestros datos demuestran que una baja frecuencia en el uso de nonoxinol-9 no causa daño ni beneficio; pero que el uso frecuente aumenta el riesgo de una mujer de infección VIH-1 al provocar lesiones", indicó el investigador Lut Van Damme del Instituto de Medicina Tropical en Antwerp, Bélgica.

Más información

Conoce más acerca de la prevención de VIH en el Centro para Estudios de Prevención del SIDA.

Fuente: "The Lancet", comunicado noticioso, 26 de septiembre de 2002
Consumer News in Spanish