See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La acupuntura y la cúrcuma podrían ayudar a aliviar la artritis

Estudio sugiere que podrían convertirse en complementos efectivos del tratamiento convencional

LUNES 30 de octubre (HealthDay News/HispaniCare) -- La acupuntura y el extracto de cúrcuma, la especia responsable del color amarillo característico del curry, podrían aliviar de manera significativa el dolor en pacientes con artritis, según plantean dos estudios.

En un informe que aparece en la edición de noviembre de Arthritis & Rheumatism, un equipo alemán señala que una combinación de acupuntura y medicina convencional puede mejorar la calidad de vida de los pacientes que sufren de osteoartritis.

Y en un segundo estudio en la misma publicación, investigadores estadounidenses afirman que el consumo de un extracto especial de cúrcuma podría ayudar a prevenir o aliviar la artritis reumatoide tanto aguda como crónica.

Los hallazgos podrían animar a alrededor del 40 por ciento de los pacientes de artritis de Estados Unidos, que señalan haber optado por alguna forma de medicina alternativa.

"Si tuviera artritis, estaría muy emocionada con esta noticia", afirmó la Dra. Janet L. Funk, autora principal del estudio sobre la cúrcuma y profesora asistente de ciencias fisiológicas de la Universidad de Arizona en Tucson.

De acuerdo con la Arthritis Foundation, cerca de uno de cada cinco estadounidenses (46 millones) sufre de una de las más de 100 variedades de enfermedades reumáticas que conforman la artritis. Unos 23 millones adicionales tienen dolor reumático crónico que aún no ha sido diagnosticado de manera formal.

La osteoartritis es causada por la degeneración progresiva del cartílago óseo y es el tipo más común de artritis en los Estados Unidos. La artritis reumatoide es un trastorno inmunológico que se caracteriza por una inflamación dolorosa del revestimiento de las articulaciones.

En su estudio, Funk se basó en una investigación anterior que había realizado con ratas. Dichos esfuerzos sugirieron que la cúrcuma podría prevenir la inflamación de las articulaciones.

En su actual trabajo, Funk descompuso primero los ingredientes específicos de la cúrcuma que se vende comúnmente en complementos dietéticos.

En el laboratorio, Funk y sus colegas aislaron un extracto de cúrcuma que estaba libre de aceites esenciales y cuya estructura era similar a la encontrada en las variedades comerciales. El extracto estaba compuesto en gran medida de curcuminoides, un compuesto que se cree tiene el mayor efecto protector contra la inflamación artrítica.

El grupo de Funk administró el extracto a ratas hembras tanto antes como después de la aparición de la artritis reumatoide. Luego, registraron los cambios en la densidad e integridad ósea de los roedores.

El extracto de cúrcuma pareció bloquear las vías inflamatorias asociadas con la artritis reumatoide en las ratas en un punto particularmente precoz del desarrollo de la enfermedad. El extracto tenía un impacto beneficioso si se administraba a los tres días de aparecer la artritis, pero no era así se se administraba a los 8 días después.

Las investigaciones en el laboratorio revelaron que la cúrcuma impide que una proteína en particular produzca una "reacción inflamatoria en cadena" asociada con dolor e hinchazón. La expresión de cientos de genes normalmente involucrados en la estimulación de la destrucción ósea y la inflamación también se vio alterada por la cúrcuma.

Funk enfatizó, sin embargo, que los hallazgos son preliminares, y que el extracto necesita ser evaluado en humanos.

"Siento la obligación de aclarar que la gente no debería salir corriendo a comprar y consumir cúrcuma en polvo", advirtió. "En primer lugar, un porcentaje muy pequeño de la raíz triturada que compramos en el supermercado es la parte protectora de la raíz, así que esto no le llevará a ninguna parte". De hecho, el compuesto usado en el estudio posiblemente represente sólo el 3 por ciento del peso de los complementos actuales de cúrcuma que se compran en las tiendas, aseguró Funk.

"Esto significa que si obtenemos buenos resultados en estudios posteriores, los pacientes tomarán un extracto purificado, lo cual es muy emocionante", apuntó. "Pero aún necesitamos pruebas concluyentes que demuestren que el extracto es seguro y eficaz".

En el segundo estudio, investigadores dirigidos por la Dra. Claudia M. Witt del Centro médico de la Universidad Charite de Berlín hicieron seguimiento durante tres años a los resultados del tratamiento de 3,500 hombres y mujeres con osteoartritis que sufrían de dolor en la rodilla o en la cadera.

Durante seis meses, a todos los participantes se les permitió continuar con los tratamientos médicos convencionales occidentales a los que se estaban sometiendo antes de empezar con los ensayos de tratamiento.

Sin embargo, unos 3,200 pacientes recibieron también hasta 15 sesiones de la técnica de estimulación por agujas de la acupuntura durante los primeros tres meses del estudio. Los 310 pacientes restantes no recibieron acupuntura durante los primeros tres meses. Pero a estos pacientes se les ofreció dicho tratamiento durante los tres meses finales del periodo de estudio.

Todas las sesiones de acupuntura fueron administradas por médicos que habían recibido un mínimo de 140 horas de entrenamiento certificado.

Se completaron cuestionarios sobre los síntomas y el dolor al comienzo del estudio, a los tres y a los seis meses de la terapia.

Los pacientes con dolor por osteoartritis crónica que se sometieron a una combinación de atención médica rutinaria más acupuntura demostraron mejoras significativas en la calidad de vida, hallaron los investigadores. Tales mejoras incluyeron mayor movilidad y reducción del dolor que lo experimentado por pacientes que no recibieron la acupuntura.

Para los que empezaron con la acupuntura de inmediato, la mejora de la osteoartritis se mantuvo hasta tres meses después de acabar las sesiones. Los pacientes que empezaron la acupuntura a los tres meses del inicio del estudio, consiguieron mejoras comparables para el momento en que finalizaron sus sesiones al cabo de los seis meses.

Los autores afirmaron que la acupuntura pareció ser una intervención médica segura, dado que sólo se observaron efectos secundarios leves en el 5 por ciento de los pacientes.

El estudio, uno de los más grandes en su tipo, demuestra que la acupuntura es una opción terapéutica viable para las personas que sufren de osteoartritis, aseguró el equipo alemán.

Más información

Para más información sobre la artritis, visite la Arthritis Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Janet L. Funk, M.D., assistant professor, physiological sciences, department of medicine, University of Arizona, Tucson; Marshall H. Sager, D.O., past president, American Academy of Medical Acupuncture, and acupuncturist, Bala Cynwyd, Pa.; November 2006, Arthritis & Rheumatism
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined