Una nueva técnica ayuda a "sentir" un brazo artificial

Una forma innovadora de crecimiento de nervios podría mejorar la calidad de vida de los amputados

Una nueva técnica ayuda a "sentir" un brazo artificial

JUEVES 1 de febrero (HealthDay News/HispaniCare) -- Investigadores informaron el jueves al final del día sobre un método innovador de regeneración nerviosa que le permite a un paciente que tenga un brazo prostético sentir sus movimientos.

La técnica podría facilitar el aprendizaje del uso del brazo nuevo y, en combinación con otros avances en los miembros prostéticos, podría ayudar a aquellos a quienes se les ha amputado el brazo, en particular a los soldados lesionados que regresan de Irak y Afganistán, a mejorar la calidad de sus vidas.

"Uno de los mayores retos con los miembros artificiales es cómo indicarle a la prótesis qué debe hacer", aseguró el Dr. Todd Kuiken, investigador líder y director del Centro de ingeniería neural para miembros artificiales del Instituto de rehabilitación de Chicago. "Este documento describe a uno de cada cuatro pacientes y muestra mejoras notables en la función. Nuestros pacientes están mejorando de manera sin precedentes".

El paciente del informe, una mujer de 24 años que perdió el brazo en un accidente en una motocicleta, está "encantada" con la técnica nueva, llamada reinervación muscular dirigida, aseguró Kuiken.

"Me dijo que el brazo que tenía antes no valía la pena usarlo pero que este sí. El brazo que tenía antes era demasiado difícil de usar y con mucha frecuencia dejaba de usarlo", agregó.

El nuevo sistema funciona porque la sensación del miembro amputado permanece en los nervios que solían ir hasta él. Kuiken y sus colegas tomaron esos nervios y los transfirieron al músculo y a la piel del tórax del paciente.

"Pero ahora, cuando nuestro paciente piensa en cerrar la mano, la señal pasa al cerebro a través de la médula espinal y al nervio de la mano, pero ahora es una parte del músculo pectoral la que se contrae", explicó Kuiken.

"Cada vez que el músculo se contrae, hay una minúscula señal eléctrica que podemos registrar", agregó. "De la misma manera, hemos logrado que los nervios que perciben las sensaciones de la mano crezcan dentro de la piel del pecho, de manera que, al tocar esa piel, el paciente siente que le tocan la mano".

Actualmente, los pacientes necesitan mirar la prótesis para saber cuándo han tocado algo y con qué intensidad lo están apretando, explicó Kuiken.

Con este nuevo método, en el que hay sensores en la mano prostética, el paciente puede sentir con cuánta fuerza está tocando o apretando algo e incluso qué tan caliente está, continuó Kuiken. Los sensores envían la información a la piel del pecho y el paciente siente la presión y la temperatura en la mano.

A muchos amputados no les gusta usar sus prótesis por su peso o porque son difíciles de usar, aseguró Kuiken. Espera que con prótesis nuevas más ligeras, junto con esta técnica, ayudarán a aprender cómo usar los miembros artificiales.

"Podría ser aún más importante el impacto psicológico", agregó Kuiken. "El hecho de tocar algo con la mano prostética y sentir la mano podría permitir mejoras profundos en el ajuste emocional y en la aceptación de una prótesis como algo auténtico que es parte de la imagen corporal".

El proyecto, sobre el que se informa en la edición del 3 de febrero de The Lancet, fue financiado por los U.S. National Institutes of Health.

"Esperamos poder realizar el procedimiento entre los militares este año", sostuvo Kuiken. Además, su equipo está expandiendo su investigación para determinar cómo adaptar la técnica a las piernas.

Un experto considera que esta técnica nueva es un gran logro en el desarrollo de los miembros prostéticos.

"Este es un paso importante hacia sistemas de control más intuitivos para los miembros prostéticos", aseguró el Dr. Leigh R Hochberg, investigador de neurociencia de la Universidad Brown y autor de un editorial acompañante en la publicación.

Esta técnica reducirá el tiempo de entrenamiento y aumentará el control, agregó Hochberg. "El uso de estas u otras técnicas para mayor control natural de los miembros prostéticos podría ser posible", sostuvo.

Esta técnica, combinada con prótesis más nuevas, podría ser un avance en los miembros prostéticos en general, agregó. "A medida que los ingenieros continúan desarrollando prótesis mejores y más ligeras, habrá mejores maneras de controlarlas", concluyó Hochberg.

Más información

El U.S. Department of Veterans Affairs le ofrece más información sobre los miembros artificiales.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Todd Kuiken, M.D., Ph.D., director, Neural Engineering Center for Artificial Limbs, Rehabilitation Institute of Chicago; Leigh R. Hochberg, M.D., Ph.D., investigator in neuroscience, Department of Neuroscience and Brain Science Program, Brown University, Providence, R.I.; Feb. 3, 2007, The Lancet
Consumer News in Spanish