Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Investigadores británicos lo consideran así, aunque tienen sus dudas

Viernes, 6 de diciembre (HealthDayNews) -- La aromaterapia y la terapia de luz brillante son tratamientos seguros y eficaces y podrían desempeñar un papel en manejar los problemas de comportamiento en las personas que sufren de demencia.

Investigadores británicos están planteando ese argumento en el editorial de la "British Medial Journal" de mañana, pero expertos en este lado del Atlántico están escépticos.

"Creo que la probabilidad de que esto vaya a revolucionar el cuidado y el tratamiento en el Alzheimer es muy poca", indicó William Thies, vicepresidente para asuntos médicos y científicos de la Asociación de Alzheimer. Pero añadió, "es bueno que las personas estén hablando acerca de esa clase de asuntos. Enriquecer estos tipos de ambientes es una buena idea, en especial si puedes hacerlo de una forma en que no sólo mejore la calidad de vida de una personas sino que sea rentable".

Personas mayores con demencia, tales como la asociada con la enfermedad de Alzheimer, a menudo tienen problemas psiquiátricos y de comportamiento, incluyendo agitación, alucinaciones, falsa ilusión y caminatas a la deriva. Estos asuntos hacen que el cuidado de las personas sea extremadamente difícil, a menudo impulsa a los cuidadores a confinar al paciente en una institución.

De acuerdo con los autores de la revista, las drogas neurolépticas (antisicóticas) y los sedantes a menudo se recetan para lidiar con estos síntomas, pero no siempre funcionan y producen efectos secundarios. Unicamente dos terapias alternativas la aromaterapia y la terapia de luz brillante - parecen derivar alguna promesa, según el artículo.

La aromaterapia es el uso de aceites esenciales (bien sea extracto o esencias) de flores, hierbas y árboles para tratar trastornos mentales y físicos. El editorial cita tres pruebas en el pasado año que se encontró tenían beneficios significativos en la agitación con un cumplimiento casi completo y virtualmente sin efectos secundarios.

Los dos agentes principales en los estudios fueron el toronjil y el aceite de lavanda, suministrados bien fuera mediante el olor o por la piel. Aunque los investigadores no están seguros de porqué los agentes funcionaron, especulan que fue probablemente un químico directo.

El Dr. Alan Hirsch, director neurológico de la Fundación para la Investigación y el Tratamiento del Olfato y el Gusto, en Chicago, tiene "sentimientos encontrados" acerca de la eficacia de tales tratamientos.

"Personas con enfermedades cerebrales degenerativas tienen la capacidad olfativa impedida", argumentó. "Además, el sentido del olfato decrece en las personas mayores. La mitad de las personas mayores de 65 años y tres cuartas partes de quienes tienen más de 80 tiene una capacidad reducida del sentido del olfato".

La "British Medical Journal", también encontró tres estudios controlados que reflejaron que la terapia de luz brillante es eficaz, esta vez en disturbios del sueño. Este tipo de terapia, que involucra el uso de una luz especial en el paciente, es típicamente utilizada por personas con trastorno afectivo de temporada (SAD, por sus siglas en inglés).

Los estudios citados en el artículo fueron conducidos en Europa, y no está claro cuánta investigación se está llevando a cabo en Norte América. "No he oído de estos estudios particulares", afirmó la doctora Ellen Drexler, neuróloga auxiliar asociada en el Centro Médico de Maimonides en Brooklyn, Nueva York. "No estoy tan sorprendida que las personas lo estén intentando, pero vamos a encontrar mucho en los principales centros académicos".

Los estudios citados tampoco son particularmente extensos y , según señala Thies, muchas personas con Alzheimer y otros tipos de demencia a menudo están sobreviviendo en ambientes bastante poco estimulantes. "No toma mucho demostrar alguna mejoría", indicó.

Dicho esto, es importante investigar tales interrogantes. "Hay ambientes que son mejores, y creo que el verdadero problema es que no sabemos cuáles son estos y incluso más importante no sabemos el valor relativo de una intervención por otra", manifestó Thies.

Qué hacer

Para más sobre diferentes terapias alternativas, visita el Centro Nacional para Medicina Alternativa y Complementaria. Para más sobre Alzheimer, visita la Asociación de Alzheimer.

Fuentes: William Thies, Ph.D., vicepresidente, asuntos médicos y científicos, Asociación de Alzheimer, Chicago; Ellen Drexler, M.D., neuróloga auxiliar asociada, Centro Médico de Maimonides, Brooklyn, N.Y.; Alan Hirsch, director neurológico, Fundación de Investigación y Tratamiento del Olfato y el Gusto, Chicago; 7 de diciembre de 2002, "British Medical Journal"
Consumer News in Spanish