Remedio popular y especia alimenticia podrían combatir el cáncer

Científicos se embarcan en un mayor estudio del própolis y la curcumina

VIERNES 10 de junio (HealthDay News/HispaniCare) -- Investigadores del cáncer han recibido una beca de investigación de 1 millón de dólares para estudiar el valor terapéutico de la medicina popular própolis y la especia alimenticia curcumina.

La beca de investigación del U.S. National Cancer Institute ha sido destinada para el estudio de dos remedios alternativos, cada uno de los cuales es promisorio en la reducción del riesgo de malignidades de mama, próstata y colorrectal, y en la efectividad del tratamiento del cáncer.

El própolis y la curcumina son plantas ricas en compuestos polifenólicos que exhiben actividades antitumorales potentes, dijeron los investigadores.

"Una propiedad muy interesante de estos compuestos es que han mostrado causar muerte celular en las células del tumor pero no en las células normales", afirmó en una declaración preparada Costas Koumenis, investigador principal del estudio y profesor asistente de oncología de radiación en el Centro Médico Bautista de la Universidad de Wake Forest, en Winston-Salem, N.C.

El própolis es una sustancia resinosa recolectada por las abejas en las hojas y cortezas de los árboles y plantas. Desde la antigüedad, los extractos de própolis han sido usados como tratamientos antibacteriales y antiinflamatorios. El ingrediente principal en el própolis es el éster del ácido fenil-etil cafeico (CAPE, por sus siglas en inglés). Una investigación reciente ha encontrado que el CAPE protegió a las ratas contra la inflamación inducida por radiación y el daño dérmico, y también contra ciertas formas de daño muscular cardiaco después que les fueron suministrados medicamentos de quimioterapia.

La curcumina, una especia hallada en el curry, contiene el compuesto cúrcuma. Estudios anteriores hallaron una asociación entre las dietas ricas en cúrcuma y tasas ampliamente reducidas de cáncer de colón, afirmaron los investigadores.

"Tomando como base estas propiedades interesantes del CAPE y la cúrcuma y su buen perfil de seguridad, nuestro laboratorio ha realizado estudios en cultivos celulares y tumores animales experimentales, mostrando que los compuestos pueden hacer que las células del tumor sean más susceptibles a la quimioterapia y radiación, al mismo tiempo que tienen poco efecto tóxico o incluso reducen parte de los efectos tóxicos de la radiación en células normales", dijo Koumenis.

Para los próximos cuatro años, Koumenis y su equipo estudiarán si el CAPE y la cúrcuma aumentan la efectividad de la radioterapia en tumores cerebrales mortales conocidos como gliomas y otros tumores animales. También intentarán averiguar cómo estos dos compuestos hacen que las células tumorales sean más sensibles a la radiación, al mismo tiempo que protegen las células normales.

"Los efectos diferenciales de esta clase de compuestos en las células normales o tumorales están bien documentados, pero todavía siguen siendo un misterio", declaró Koumenis. "Descubrir cómo son capaces de hacer esto podría abrir una vía para diseñar medicamentos con propiedades similares pero mucho más potentes".

Más información

El U.S. National Cancer Institute tiene más información sobre la prevención del cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTE: Wake Forest University Baptist Medical Center, news release, May 25, 2005
Consumer News in Spanish