Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Un estudio plantea que unos populares complementos no funcionan contra la artritis

Pero el principal investigador afirma que es demasiado pronto para perder la esperanza con la glucosamina

MARTES, 30 de septiembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Los populares complementos glucosamina y condroitina no son mejores que un placebo para la prevención de la pérdida de cartílago en las personas con la forma de la artritis que es causada por el desgaste, encontró un estudio reciente.

Pero el investigador que lideró el estudio afirmó que la glucosamina podría ayudar a algunas personas que tienen osteoartritis.

El Dr. Allen D. Sawitzke, investigador y profesor asociado de medicina interna de la Facultad de medicina de la Universidad de Utah, también reconoció que el ensayo no fue concluyente debido al pequeño número de participantes y la duración relativamente corta de dos años.

Sawitzke dijo que lo que le pareció como posiblemente significativo fue la menor tasa de pérdida articular en los participantes que tomaban glucosamina sola, de 0.013 milímetros, alrededor de una décima de lo encontrado en los que tomaban otros complementos o un placebo.

"No es estadísticamente significativo, pero me insinúa que podría estar sucediendo algo", apuntó.

"Fue un estudio nulo porque no mostró diferencia", admitió Sawitzke, antes de añadir que "eso no es igual a decir que no hay diferencia. El resultado fue influenciado por la lenta tasa de progresión de todos los participantes. El estudio en realidad aporta más a lo que necesitamos hacer en la próxima investigación que a lo que los pacientes deben hacer".

Los nuevos hallazgos, que aparecen en la edición de octubre de la revista Arthritis & Rheumatism,, fueron una continuación del Ensayo de intervención con glucosamina y condroitina en la artritis (GAIT, por sus siglas en inglés) anterior, llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Utah.

Los pacientes de artritis toman glucosamina para reducir el dolor o retrasar el avance de la afección, apuntó Sawitzke. "En cuanto al control del dolor, el estudio no dice nada", señaló. "En cuanto a retrasar el avance, el estudio dice que no pudimos demostrarlo".

Para el nuevo estudio, se dio a los participantes de GAIT la oportunidad de continuar su tratamiento original del estudio por 18 meses adicionales, para un total de dos años: 500 miligramos de glucosamina tres veces al día; 400 miligramos de sulfato de condroitina tres veces al día o una combinación de ambos complementos; 200 miligramos del analgésico celecoxib (Celebrex) al día; o un placebo.

Se tomaron radiografías al inicio del estudio, y de nuevo al año y a los dos años. Se midió el espacio entre articulaciones en 581 rodillas de 357 pacientes. Ninguno de los grupos del ensayo mostró mejora significativa. Pero el grupo que tomaba glucosamina mostró el menor cambio en el espacio entre las articulaciones, seguido por los grupos que tomaban condroitina, celecoxib, un placebo, y la combinación de ambos complementos, encontró el estudio.

Si alguien que tiene artritis le pidiera consejo sobre tomar glucosamina, afirmó Sawitzke, "les preguntaría por qué desean hacerlo. Si es para el dolor, lo probaría por un mes y si se siente mejor, que continúe. Si es para ralentizar la progresión, diría que no hay datos suficientes. Tal vez pasen años antes de saber si hay un beneficio o no".

Andrew Shao, vicepresidente de asuntos científicos y regulatorios del Council for Responsible Nutrition, el grupo comercial del sector de los complementos, apuntó que el estudio "tiene algunas limitaciones severas, porque el declive en el espacio entre articulaciones fue mucho menor de lo que los investigadores esperaban".

"El mensaje para los consumidores", añadió Shao, "es que este estudio no nos provee ningún conocimiento significativo, y la gente debe continuar usando sus productos".

Estudios anteriores no han sido favorables para la glucosamina. Un informe holandés a principios de este año dijo que el complemento no ayudaba a la gente que padecía artritis de la cadera. Y una revisión de 2007 de 15 estudios no encontró evidencia convincente de que la glucosamina funcione contra la artritis.

El panorama sigue sin estar claro, afirmó Sawitzke.

"Odiaría descartar algo que podría tener beneficios en algún punto, pero al mismo tiempo, tampoco tenemos evidencia de que haya algo", dijo.

Más información

Para más información sobre la osteoartritis y su tratamiento, visite la U.S. National Library of Medicine.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Allen D. Sawitzke, M.D., associate professor of medicine, University of Utah School of Medicine, Salt Lake City; Andrew Shao, vice president for science and regulatory affairs, Council for Responsible Nutrition, Washington, D.C.; October 2008, Arthritis & Rheumatism
Consumer News in Spanish