Las dietas ricas en carne podrían vincularse con la EM

hamburgers
Adobe Stock

MARTES, 1 de febrero de 2022 (HealthDay News) -- Si usted come mucha carne, quizá tenga un mayor riesgo de esclerosis múltiple (EM), sugiere un estudio reciente.

La EM es una enfermedad autoinmune en que el cuerpo ataca al recubrimiento que rodea a los nervios. No está claro qué desencadena el ataque, pero unas evidencias crecientes sugieren que las bacterias tienen un rol. Las bacterias intestinales pueden afectar al sistema inmunitario, y la dieta influye en las bacterias intestinales.

Para aprender más sobre la interacción entre la dieta, las bacterias intestinales, el sistema inmunitario y la EM, los investigadores estudiaron a 25 pacientes con EM y a 24 personas sin la enfermedad.

"Encontramos que un número de bacterias intestinales se asocian con la EM y la gravedad de la discapacidad de los pacientes con EM", señaló la autora del estudio, la Dra. Yanjiao Zhou, profesora asistente de medicina de la Facultad de Medicina de UConn Health en Farmington, Connecticut.

"También encontramos un aumento en los marcadores autoinmunes y los metabolitos característicos de la EM. Pero lo que es de verdad interesante es la forma en que esos sistemas se conectan entre sí, y la manera en que la dieta está implicada en estas conexiones", comentó Zhou en un comunicado de prensa de la Universidad de Connecticut.

Comer más carne, tener unos niveles más bajos de ciertas bacterias en los intestinos, y una mayor cantidad de ciertas células inmunitarias en la sangre, se asociaron con la EM, según el informe, que se publicó en la edición en línea del 27 de enero de la revista EBioMedicine.

Un consumo más alto de carne, que se encontró en los pacientes con EM, se vinculó con unos niveles intestinales más bajos de la Bacteroides thetaiotaomicron, una bacteria implicada en la digestión de los carbohidratos de las verduras.

Un mayor consumo de carne también se relacionó con un aumento en las células T ayudantes 17 del sistema inmunitario, y con un incremento en la S-adenosil-L-metionina (SAM) en la sangre.

Los investigadores dijeron que los hallazgos sugieren que, en las personas con EM, algo desconecta a las bacterias intestinales del sistema inmunitario, lo que resulta en ataques autoinmunes contra el sistema nervioso. Esta secuencia tiende a asociarse con comer carne, sugirieron.

Según la autora del estudio, la Dra. Laura Piccio, "este es el primer estudio que utiliza un método integrado para analizar la interacción entre la dieta, el microbioma intestinal, el sistema inmunitario y el metabolismo" y su contribución al desarrollo de la EM. Piccio es profesora asociada de neurología de la Universidad de Sídney, que antes estaba en la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, en St. Louis.

Los autores desean ampliar su investigación para incluir a más personas, entre ellas a pacientes con una forma más grave de EM. La meta es aprender más sobre la interacción entre la dieta, las bacterias intestinales y el sistema inmunitario en la EM, para posiblemente prevenir la enfermedad o aliviar los síntomas.

Más información

Aprenda más sobre las esclerosis múltiple en la Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Connecticut, news release, Jan. 27, 2022

Consumer News in Spanish