Cualquier momento es el correcto para una vacuna contra la COVID en el embarazo

pregnant vaccine
Adobe Stock

LUNES, 3 de enero de 2022 (HealthDay News) -- El mejor momento durante el embarazo para ponerse una vacuna contra la COVID-19 parece ser ahora mismo.

Un nuevo estudio encontró que los anticuerpos contra el virus SARS-CoV-2 en casi 1,400 mujeres y sus bebés en el momento del parto no variaron de forma dramática basándose en el momento en que la mujer recibió la vacuna durante el embarazo.

"Con frecuencia, las mujeres preguntan cuál es el mejor momento de vacunarse para sus bebés. Nuestros datos sugieren que es ahora", señaló en un comunicado de prensa de Weill Cornell Medicine la coautora del estudio, la Dra. Malavika Prabhu, profesora asistente de obstetricia y ginecología del Centro Médico New York-Presbyterian/Weill Cornell, en la ciudad de Nueva York.

En el estudio, los investigadores de las dos instituciones midieron los niveles de anticuerpos en la sangre de la madre y en la sangre de los cordones umbilicales de los bebés.

Aunque los niveles fueron más altos cuando la vacunación ocurrió en el tercer trimestre de la mujer, eran comparablemente altos y era probable que fueran protectores cuando la vacunación ocurrió en un momento temprano del embarazo, o incluso unas semanas antes, encontró el estudio.

Una dosis de refuerzo a finales del embarazo también puede hacer que los niveles de anticuerpos sean mucho más altos, apuntaron los investigadores.

Dijeron que las madres embarazadas no deben retrasar la vacunación contra la COVID-19 hasta finales del embarazo.

"El mensaje es que se puede vacunar durante cualquier momento del embarazo y es probable que sea beneficioso para usted y para su bebé en el momento del nacimiento, y, por supuesto, al vacunarse pronto se protegerá usted, y protegerá a su bebé, durante todo el embarazo", señaló la primera autora, la Dra. Yawei Jenny Yang, profesora asistente de patología y medicina de laboratorio de Weill Cornell.

Los investigadores analizaron los anticuerpos de 1,359 mujeres embarazadas que se habían vacunado contra la COVID-19 durante o hasta seis semanas antes del embarazo, y que dieron a luz tras al menos 34 semanas de gestación.

En general, había anticuerpos detectables tanto en la sangre materna como en la sangre del cordón umbilical de todas las mujeres embarazadas.

Entre las mujeres sin antecedentes de una infección con el SARS-CoV-2 que recibieron una vacuna de dos dosis de Pfizer o Moderna, los niveles más bajos de anticuerpos se observaron entre las que se vacunaron antes del embarazo o en el primer trimestre. Los niveles más altos se observaron después de la vacunación en el tercer trimestre, pero la diferencia no fue grande.

No hubo diferencias significativas en los niveles de anticuerpos según el momento de la vacunación entre las mujeres que recibieron la vacuna de una sola dosis de Johnson & Johnson, aunque pocas de las mujeres del estudio recibieron esa vacuna.

Entre las mujeres vacunadas que tenían antecedentes de infección con la COVID-19, los niveles de anticuerpos en el parto y la sangre materna y la del cordón umbilical fueron, en promedio, moderadamente más altos. También mostraron incluso menos declive con una vacunación más temprana.

En promedio, las 20 mujeres que reportaron que recibieron una dosis de refuerzo en el tercer trimestre tenían unos niveles más altos de anticuerpos.

Las mujeres que no habían completado su serie de vacunación cuando dieron a luz tenían unos niveles de anticuerpos significativamente más bajos que todos los demás grupos, al igual que la sangre del cordón umbilical de sus hijos.

"Los resultados de este estudio son coherentes con lo que observamos con otras vacunas maternas, como la gripe y la Tdap, que, cuando se administran durante el embarazo, protegen a la madre y al bebé", comentó la autora sénior, la Dra. Laura Riley, obstetra y ginecóloga jefa del Centro Médico New York-Presbyterian/Weill Cornell.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. recomiendan que las mujeres embarazadas se vacunen contra la COVID-19.

Los estudios de las vacunas de uso común han encontrado, hasta ahora, que no hay un aumento en la tasa de efectos secundarios adversos en las madres o los bebés, mientras que la investigación ha sugerido que la enfermedad de la COVID-19 tiende a ser más grave para las mujeres embarazadas. Los estudios anteriores también han sugerido que el virus aumenta los riesgos de nacimiento prematuro, mortinatos y otros resultados adversos.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 28 de diciembre de la revista Obstetrics & Gynecology. Los investigadores planifican examinar los efectos de las vacunas y los refuerzos en el contexto de la nueva variante ómicron.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19 y el embarazo.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Weill Cornell Medicine, news release, Dec. 28, 2021

Consumer News in Spanish