Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Otro estudio encuentra que las vacunas de Pfizer y Moderna son efectivas contra las variantes de la COVID

vaccine
Adobe Stock

VIERNES, 15 de octubre de 2021 (HealthDay News) -- Las vacunas de Pfizer y Moderna protegen contra muchas variantes del coronavirus, entre ellas la variante Delta, que es altamente infecciosa, confirma otro estudio.

Los hallazgos se publicaron mientras las infecciones postvacunación en las personas vacunadas plantean preguntas sobre la capacidad de las vacunas de proteger contra las variantes emergentes.

Las vacunas "sí inducen unos niveles altos de anticuerpos contra la Delta y la mayoría de las variantes", señaló la coautora del estudio, Akiko Iwasaki, profesora de inmunología de la Universidad de Yale. "Y dos dosis son mejores que una".

Las dosis de refuerzo también pueden ayudar a proteger contra la infección, según los hallazgos. Se publicaron en la edición del 11 de octubre de la revista Nature.

En el estudio, los investigadores recolectaron muestras de sangre de 40 trabajadores de atención de la salud, entre noviembre de 2020 y enero de 2021, antes de la vacunación.

En las semanas siguientes, se recolectaron más muestras de sangre, después de que los voluntarios recibieran la primera y la segunda dosis de las vacunas de Moderna o de Pfizer-BioNTech.

Entonces, las muestras de sangre se expusieron a 16 variantes del coronavirus, entre ellas a la Delta, que es ahora la cepa más común en Estados Unidos. La sangre recolectada tras la vacunación mostró una mayor respuesta inmunitaria, pero esto varió entre un individuo y otro.

En general, la respuesta inmunitaria contra la variante Delta fue robusta, e incluso más potente después de las segundas dosis de los participantes.

Es probable que las infecciones postvacunación relacionadas con la Delta no sean el resultado del fracaso de la vacuna, según Iwasaki, sino que se deban a la extrema infectividad de la variante, que puede abrumar a la defensa inmunitaria.

Los investigadores también encontraron que las personas que han tenido COVID antes de vacunarse tenían un respuesta inmunitaria más fuerte tras recibir las vacunas que las que nunca se habían infectado.

"Recuperarse tras una infección inicial es como recibir una primera dosis de una vacuna", señaló Iwasaki en un comunicado de prensa de la universidad.

Una dosis de refuerzo podría tener un efecto similar, y aumentar los niveles de anticuerpos y células T que protegen de la infección, sugirió.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre las vacunas contra la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Yale University, news release, Oct. 11, 2021

Consumer News in Spanish