Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

El embarazo y el parto son seguros para las mujeres nacidas con defectos cardiacos

pregnant woman eating salad
Adobe Stock

LUNES, 18 de octubre de 2021 (HealthDay News) -- Las mujeres que nacieron con defectos cardiacos podrían sentir cierta tranquilidad ante un estudio que encuentra que no se enfrentan a un mayor riesgo de salud durante el embarazo y el parto.

Según los investigadores, los médicos podrían con frecuencia desaconsejar a estas mujeres que queden embarazadas, debido a los riesgos potenciales para ellas y para sus bebés, pero hasta ahora, estos riesgos no han estado claros.

"El hallazgo más importante de nuestro estudio es que muchas mujeres que nacen con un defecto cardiaco congénito pueden pasar por el embarazo y dar a luz de forma segura. Esto es importante, porque hace apenas unas décadas estas mismas mujeres ni habrían llegado a la adultez", señaló la coautora del estudio, la Dra. Astrid Lammers.

"Es muy alentador ver que un número tan alto de madres con defectos cardiacos congénitos pueden dar a luz a niños sanos", añadió Lammers, asesora en cardiología pediátrica del Hospital Universitario de Münster, en Alemania.

Pero de cualquier forma la atención y la consejería médica son esenciales, enfatizaron los autores del estudio.

En el estudio, los investigadores analizaron los datos de más de 7,500 embarazos entre más de 4,000 mujeres alemanas con defectos cardiacos congénitos. Los investigadores los compararon con más de 11,200 embarazos en un grupo de control de unas 6,500 mujeres sin defectos cardiacos.

Nadie con un defecto cardiaco congénito falleció durante el embarazo, ni durante hasta 90 días tras el parto, mientras que una mujer del grupo de control falleció, según un informe.

Las complicaciones entre todas las mujeres fueron bajas en general. Pero las mujeres con defectos cardiacos congénitos tuvieron unas tasas significativamente más altas de accidente cerebrovascular (un 1.13 frente a un 0.17 por ciento), insuficiencia cardiaca (un 0.84 frente a un 0.03 por ciento), y problemas con un ritmo cardiaco anómalo (un 0.82 frente a un 0.12 por ciento), en comparación con el otro grupo.

Las mujeres con un defecto cardiaco también tuvieron una tasa más alta de cesárea que las del grupo de control: un 41 frente a un 32 por ciento.

En comparación con los bebés del grupo de control, los nacidos de madres con un defecto cardiaco congénito tuvieron un riesgo más alto de ser mortinatos, de muerte en el primer mes de vida, y de un peso bajo o extremadamente bajo al nacer. También tuvieron más probabilidades de nacer de forma prematura, de requerir ventilación mecánica, de presentar importantes anomalías visibles, y de sufrir de síndrome de Down u otros síndromes genéticos.

Los bebés nacidos de madres con un defecto cardiaco congénito también fueron más propensos a tener un defecto cardiaco congénito, y más propensos a requerir una cirugía cardiaca con una máquina de corazón y pulmones antes de los 6 años de edad.

La complejidad del defecto cardiaco, la hipertensión, la insuficiencia cardiaca, el tratamiento anticoagulante con antagonistas de la vitamina K de la madre antes del embarazo, y el tratamiento de fertilidad anterior, fueron factores de predicción significativos de problemas en los bebés de las madres con un defecto cardiaco, según el estudio, que se publicó en la edición del 12 de octubre de la revista European Heart Journal.

"Sí reportamos problemas de salud alrededor del momento del nacimiento, que son relevantes e importantes. Pero gracias a un soporte y unas técnicas neonatales avanzados, una mayoría de estos problemas se pueden superar con el respaldo médico, aunque con cirugía y una hospitalización prolongada", indicó Lammers en un comunicado de prensa de la revista.

El hecho de que no hubiera muertes entre las mujeres con un defecto cardiaco congénito fue "una noticia inesperada y fantástica", escribieron en un editorial publicado junto con el estudio Jolien Roos-Hesselink y la Dra. Karishma Ramlakhan.

Se trata de "un mensaje importante que debe conducir a un cambio en las políticas, de abordar el embarazo como potencialmente muy peligroso a considerar el embarazo como algo relativamente seguro, y explicar los riesgos potenciales, con la condición de que las mujeres [en los grupos con el riesgo más alto de todos] no deben quedar embarazadas", según los dos expertos del centro Médico Erasmus en Róterdam, en los Países Bajos.

Más información

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) ofrece más información sobre los defectos cardiacos congénitos.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: European Heart Journal, news release, Oct. 13, 2021

Consumer News in Spanish