Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

El coronavirus puede infectar y dañar al oído interno

ear
Adobe Stock

VIERNES, 29 de octubre de 2021 (HealthDay News) -- A estas alturas, parece que casi no hay ninguna parte del cuerpo que el nuevo coronavirus no ataque, pero una investigación reciente añade una más: la COVID-19 quizá pueda infectar al oído interno y afectar a la audición y el equilibrio.

Ha habido informes de pacientes con COVID-19 con síntomas como pérdida auditiva, zumbido en los oídos (tinnitus), mareo y problemas de equilibrio, y los científicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y del Hospital del Ojo y el Oído de Massachusetts utilizaron modelos celulares del oído interno humano, junto con tejido del oído interno adulto, y los expusieron al virus.

Sus resultados sugieren que el virus SARS-CoV-2 puede infectar al oído interno, en específica a las células pilosas que son esenciales para la audición y el equilibrio. A menor grado, el coronavirus puede infectar a las células de Schwann, que aíslan a las neuronas.

Otros tipos de células en el oído interno no son susceptibles a la infección, según el estudio, que se publicó en la edición del 29 de octubre de la revista Communications Medicine.

"Contar con modelos es el primer paso, y este trabajo abre el camino para ahora trabajar no solo con el SARS-CoV-2, sino también con otros virus que afectan a la audición", comentó en un comunicado de prensa del MIT el colíder del estudio, Lee Gehrke, profesor del Instituto de Ingeniería y Ciencias Médicas de la universidad.

Entre las posibles rutas de entrada del coronavirus al oído se encuentran la trompa de Eustaquio, que conecta a la nariz con el oído medio, sugirieron los investigadores.

El virus también podría salir de la nariz a través de las pequeñas aperturas que rodean a los nervios olfatorios, entrar al espacio cerebral e infectar a los nervios craneales, entre ellos al que conecta con el oído interno, planteó la colíder del estudio, la Dra. Konstantina Stankovic, exjefa de otología y neurotología del Hospital del Ojo y el Oído de Massachusetts. Actualmente, Stankovic es catedrática del Departamento de Otorrinolaringología – Cirugía de Cabeza y Cuello de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford.

El estudio ofrece evidencias fuertes de que el coronavirus puede provocar problemas de audición y equilibrio, pero se desconoce el porcentaje real de pacientes con COVID-19 que han experimentado problemas de oído.

"Al principio, esto se debía a que no había pruebas de rutina disponibles fácilmente para los pacientes diagnosticados con COVID-19, y además, cuando los pacientes sufrían complicaciones más peligrosas, no se prestaba tanta atención a si su audición se reducía o si tenían tinnitus", señaló Stankovic en el comunicado.

"Todavía no sabemos cuál es la incidencia, pero nuestros hallazgos de verdad piden que se preste más atención a los síntomas audiovestibulares en las personas con exposición a la COVID", añadió.

El próximo paso del equipo es evaluar tratamientos posibles para las infecciones de oído interno provocadas por el SARS-CoV-2 y otros virus.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. describen los síntomas de la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: MIT, news release, Oct. 29, 2021

Consumer News in Spanish