See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los trombolíticos son seguros en los pacientes con ACV cuando el aneurisma cerebral no se ha roto

adult stroke
Adobe Stock

MARTES, 12 de octubre de 2021 (HealthDay News) -- Los trombolíticos quizás sean seguros para algunos pacientes con accidente cerebrovascular (ACV) con aneurismas cerebrales que no se han roto, afirman los investigadores.

Un aneurisma es una dilatación en la pared de un vaso sanguíneo. En el nuevo estudio, los pacientes habían sufrido un ACV isquémico, que es causado por una obstrucción del flujo sanguíneo en el cerebro.

Aunque los trombolíticos son el tratamiento principal para los ACV isquémicos, con frecuencia no se administran a las personas que tienen un aneurisma cerebral que no se ha roto.

Pero este estudio encontró que los aneurismas cerebrales rara vez se rompen después del tratamiento con trombolíticos.

Los investigadores analizaron los datos de todos los pacientes con ACV que recibieron trombolíticos en un centro de ACV de Finlandia durante 15 años.

De los casi 4,000 pacientes, 132 tenían uno o más aneurismas que no se habían roto. De los 155 aneurismas que no se rompieron, 141 eran aneurismas saculares, el tipo de aneurisma cerebral más común, y 14 eran aneurismas fusiformes.

Las roturas de los aneurismas que resultaron en ACV hemorrágicos se dieron en solo tres de los 132 pacientes (el 2.3 por ciento). Los tres tenían aneurismas grandes en forma de huso llamados aneurismas fusiformes de la arteria basilar, y los tres fueron tratados con anticoagulantes después de recibir trombolíticos. Ninguno de los aneurismas de tipo sacular, que a menudo tienen forma de baya, se rompió.

El estudio aparece en la edición en línea del 6 de octubre de la revista Neurology.

"Estos resultados son emocionantes, porque es posible que amplíen la población que puede recibir estas terapias trombolíticas [para destruir coágulos], que pueden evitar la muerte y la discapacidad en las personas con un ACV", señaló en un comunicado de prensa de la revista el autor del estudio, el Dr. Jyri Juhani Virta, de la Universidad de Helsinki, en Finlandia.

"Por suerte, en la actualidad los anticoagulantes no se utilizan de forma habitual poco después de un ACV isquémico, y esto puede ayudar a reducir este riesgo incluso más", afirmó Virta. "Nuestros resultados sugieren que la terapia trombolítica puede ser relativamente segura para las personas con un ACV isquémico incluso si tienen aneurismas saculares más grandes que no se han roto. En las personas con aneurismas fusiformes grandes se debería tener una consideración adicional respecto al tratamiento, ya que los anticoagulantes pueden aumentar el riesgo de rotura del aneurisma".

Una de las limitaciones del estudio fue que solo unas pocas personas tenían aneurismas grandes.

Más información

La Sociedad Americana del Accidente Cerebrovascular (American Stroke Association) ofrece más información sobre los tipos de ACV y su tratamiento.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Neurology, news release, Oct. 6, 2021

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined