¿Qué tan fácilmente se propaga la COVID-19 al cantar?

Choir of senior singers
Adobe Stock

LUNES, 29 de noviembre de 2021 (HealthDay News) -- Cantar en un coro puede ser bueno para el alma, pero también puede propagar la COVID-19 de forma mucho más fácil que la conversación.

Un estudio reciente también encontró que cuanto más fuerte canta o habla una persona, más partículas se diseminan en el aire, y que los hombres liberan más partículas que las mujeres y los adultos más que los niños.

Los temores de que la transmisión aérea de la COVID-19 pudiera representar un riesgo para los intérpretes y el público hicieron que las actuaciones en vivo se vieran restringidas de forma drástica en las primeras fases de la pandemia, por lo que los investigadores decidieron analizar los niveles de aerosoles (pequeñas partículas en el aire con un tamaño de menos de 100 micrones) que emitían los cantantes, actores y músicos que tocaban instrumentos de viento.

El estudio incluyó a unos 100 voluntarios con edades de 12 a 61 años, que permanecían sentados o de pie mientras hablaban, cantaban o tocaban instrumentos en una sala de prueba de aerosoles de la Universidad Estatal de Colorado.

Cantar produjo un 77 por ciento más de aerosoles que hablar, los adultos generaron un 62 por ciento más de aerosoles que los jóvenes y los chicos y hombres produjeron un 34 por ciento más aerosoles que las chicas y las mujeres, según los hallazgos.

Los datos sobre la ejecución de los instrumentos de viento no se incluyeron porque requieren un análisis más detallado.

Las diferencias entre los adultos y los niños y sexuales se debieron en gran medida al volumen de la voz y al total de dióxido de carbono (CO2) exhalado, señalaron los investigadores.

Afirmaron que esto respalda la idea de que medir los niveles de dióxido de carbono y de ruido en un espacio cerrado ofrecería una manera simple y de bajo costo de analizar el riesgo de transmisión aérea de la COVID-19 y otras enfermedades transmitidas por el aire, como el resfriado común o la gripe estacional.

"Si hubiera diferencias significativas entre hombres, mujeres y niños después de tener en cuenta el CO2, entonces habría que saber cuántos hombres, mujeres y menores había en la sala para estimar el riesgo de transmisión", señaló John Volckens, profesor del Departamento de Ingeniería Mecánica de la Universidad Estatal de Colorado.

"Nuestros datos sugieren que no necesita saber esto si simplemente mide los niveles de CO2 y de ruido, porque estas medidas son un ecualizador de estas diferencias demográficas", afirmó Volckens en un comunicado de prensa de la universidad.

El estudio se publicó en una edición reciente de la revista Environmental Science and Technology Letters.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre cómo se propaga la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Colorado State University, news release, Nov. 11, 2021

Consumer News in Spanish