Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Alrededor de 4 de cada 10 sobrevivientes a un ACV que fuman no abandonan el hábito

a person smoking
Adobe Stock

LUNES, 22 de noviembre de 2021 (HealthDay News) -- Alrededor de 4 de cada 10 sobrevivientes a un accidente cerebrovascular (ACV) que eran fumadores siguen fumando tras el ACV, lo que los pone en un mayor riesgo de otro ACV y de enfermedad cardiaca, muestra un estudio reciente.

"Si le dijera a un neurólogo del ACV que un 40 por ciento de sus pacientes no tienen la presión arterial bajo control o que no toman aspirina o sus medicamentos para reducir el colesterol, pienso que se sentiría muy decepcionado", señaló el autor principal, el Dr. Neal Parikh, neurólogo del Centro Médico New York-Presbyterian/Weill Cornell, en la ciudad de Nueva York.

"Estos resultados indican que debemos sentirnos decepcionados: más de nuestros pacientes de ACV deben dejar de fumar. Podemos y debemos hacer mucho más por ayudar a los pacientes con la cesación del tabaquismo tras un ACV", añadió.

En el estudio, los investigadores analizaron los datos de más de 74,000 sobrevivientes a un ACV estadounidenses adultos con antecedentes de fumar, y de más de 155,000 sobrevivientes al cáncer con antecedentes de fumar.

Los datos provenían de encuestas llevadas a cabo por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. entre 2013 y 2019.

El estudio encontró que un 61 por ciento de los sobrevivientes a un ACV dijeron que habían dejado de fumar. Los menores de 60 años fueron mucho menos propensos a haber dejado de fumar (un 43 por ciento) que los de a partir de 60 años (un 75 por ciento).

En general, los sobrevivientes al ACV tenían un 28 por ciento menos de probabilidades de haber dejado de fumar que los sobrevivientes al cáncer.

Los investigadores también encontraron que los sobrevivientes al ACV en el Cinturón del Accidente Cerebrovascular, que son ocho estados de la parte suroeste de Estados Unidos con unas tasas elevadas de ACV (Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia, Tennessee, Alabama, Mississippi, Arkansas y Luisiana) tenían alrededor de un 6 por ciento menos de probabilidades de haber dejado de fumar que los sobrevivientes al ACV de otras áreas del país.

El estudio se publicó en la edición del 17 de noviembre de la revista Stroke.

"Los próximos pasos importantes son crear y evaluar programas óptimos de cesación del tabaquismo para las personas que han sufrido un ACV o un mini ACV", añadió Parikh en un comunicado de prensa de la revista.

Más información

Los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. ofrecen más información sobre cómo prevenir un segundo ACV.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Stroke, news release, Nov. 17, 2021

Consumer News in Spanish