Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

El cerebro de la abuela se sincroniza con los de sus nietos, según un estudio

grandmother
Adobe Stock

MIÉRCOLES, 17 de noviembre de 2021 (HealthDay News) -- Las abuelas tienen un fuerte vínculo con los niños pequeños de sus familias, y la conexión incluso aparece en los escáneres cerebrales, señalan unos investigadores.

Los investigadores iniciaron un estudio único, en que observaron los cerebros de las mujeres, no en búsqueda de señales de disfunción (como la demencia), sino para estudiar sus conexiones con sus nietos.

"Lo que de verdad destaca en los datos es la activación en áreas del cerebro asociadas con la empatía emocional", comentó el autor del estudio, James Rilling, profesor de antropología de la Universidad de Emory, en Atlanta. "Esto sugiere que las abuelas están predispuestas a sentir lo que sus nietos sienten cuando interactúan con ellos. Si su nieto sonríe, sienten la alegría del niño. Si su nieto llora, sienten el dolor y la angustia del niño".

Los investigadores deseaban comprender los cerebros de las abuelas sanas, y cómo esto podría relacionarse con los beneficios que proveen a sus familias.

En el estudio, el equipo de Rilling reunió a 50 participantes que completaron cuestionarios sobre sus experiencias como abuelas. Las mujeres proveyeron detalles sobre cuánto tiempo pasan con sus nietos, las actividades que hacen juntos y qué tanto afecto sentían por ellos.

El equipo también utilizó IRM funcional para medir la función cerebral de las mujeres mientras veían fotografías de sus nietos, un niño que no conocían, el padre del mismo sexo que el nieto, y un adulto al que no conocían.

La mayoría de las participantes mostraron más actividad en las áreas del cerebro implicadas en la empatía emocional y el movimiento cuando veían fotografías de sus propios nietos que cuando veían las demás fotografías.

Las abuelas cuyos escáneres mostraron la activación más fuerte en las áreas implicadas con la empatía cognitiva cuando veían las fotografías de sus nietos habían reportado en el cuestionario que deseaban tener una mayor implicación en el cuidado de sus nietos.

Además, cuando las abuelas veían las imágenes de su hijo adulto, mostraban una mayor activación en el área del cerebro asociada con la empatía cognitiva. Esto indica que quizá estén intentando comprender cognitivamente lo que su hijo adulto piensa o siente y por qué, pero no tanto desde el lado emocional.

"Es probable que los niños pequeños hayan evolucionado rasgos para poder manipular no solo el cerebro materno, sino también el cerebro de la abuela", apuntó Rilling en un comunicado de prensa de la universidad. "Un hijo adulto no tiene el mismo 'factor' de lindura, así que quizá no provoque la misma respuesta emocional".

Rilling es un líder en la investigación de la neurociencia de la paternidad, que se ha explorado menos que la maternidad. Los coautores del estudio son Minwoo Lee, candidato doctoral del departamento de antropología de la Emory, y Amber González, antigua especialista en investigación de la Emory.

"Aquí resaltamos las funciones cerebrales de las abuelas que podrían tener un rol importante en nuestras vidas sociales y desarrollo", comentó Lee, que también dijo que pudo identificarse con la investigación debido a su propia conexión cercana con sus abuelas. "Se trata de un aspecto importante de la experiencia humana, que en gran medida se ha excluido del campo de la neurociencia".

Los humanos son criadores cooperativos, lo que significa que las madres reciben ayuda para atender a sus hijos, aunque las fuentes de esa ayuda varían tanto entre como dentro de las sociedades, explicaron los autores del estudio.

Rilling dijo que aunque con frecuencia se supone que los papás son los cuidadores más importantes junto con las mamás, a veces se trata de las abuelas.

La "hipótesis de la abuela" plantea que el motivo por el cual las mujeres humanas tienden a vivir mucho más allá de sus años reproductivos es porque proveen beneficios evolutivos a sus hijos y nietos, anotaron los investigadores.

Se están acumulando evidencias de que las abuelas implicadas de forma positiva se asocian con que los niños tengan unos mejores resultados en una variedad de medidas, entre ellas académicas, sociales, conductuales y de salud física, según los autores del estudio.

En comparación con los resultados de un estudio anterior del laboratorio de Rilling, en que los papás vieron fotografías de sus hijos, las abuelas activaron de forma más potente unas regiones implicadas en la empatía emocional y la motivación, en promedio, cuando vieron imágenes de sus nietos.

"Nuestros resultados amplían las evidencias de que parece haber un sistema de cuidados de crianza global en el cerebro, y que las respuestas de las abuelas a sus nietos se corresponden con él", añadió Rilling.

Los hallazgos aparecen en la edición del 16 de noviembre de la revista Proceedings of the Royal Society B.

Más información

Aprenda más sobre el desarrollo de los niños, en el que padres y abuelos pueden influir.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Emory Health Sciences, news release, Nov. 16, 2021

Consumer News in Spanish