Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

El control remoto de la tele y el botón para llamar: dónde persiste el coronavirus en los hogares de ancianos

nursing home
Adobe Stock

LUNES, 22 de noviembre de 2021 (HealthDay News) -- Aunque la exposición aérea provoca la mayoría de los casos de la COVID-19, el virus se oculta en objetos cerca de las camas de los pacientes infectados en los hogares de ancianos, según un estudio reciente.

"El coronavirus es ubicuo y persistente en las habitaciones de los residentes de hogares de ancianos con la COVID-19, y resalta la importancia continua de una limpieza rigurosa y de proteger al personal y a los visitantes", comentó en un comunicado de prensa de la Universidad de Michigan la primera autora, la Dra. Lona Mody, directora de investigación en prevención en los hogares de ancianos de Michigan Medicine, en Ann Arbor.

En el estudio, Mody y su equipo recolectaron más de 2,000 muestras de dentro y cerca de las habitaciones en los hogares de ancianos de 104 pacientes con COVID durante un aumento prolongado de los casos en Michigan.

Un 90 por ciento de las habitaciones de los pacientes con COVID tenía SARS-CoV-2 detectable en al menos una superficie. Y el virus seguía siendo detectable en algunas superficies días más tarde, en particular en los controles remotos de las televisiones y en los botones para llamar a los enfermeros.

En total, alrededor de un 28 por ciento de las muestras arrojaron resultados positivos del coronavirus.

Aunque los investigadores no evaluaron los virus para determinar si eran capaces de provocar una infección, la investigación puede ayudar a identificar cuáles superficies se deben limpiar, y orientar a las políticas de prevención de la infección.

Cuando los pacientes tenían una mayor movilidad o independencia, había más coronavirus en las superficies, como la cama, los controles remotos de las televisiones, los botones para llamar a los enfermeros, los alféizares y los pomos de las puertas. Aparecieron muy pocas muestras positivas en los espacios para sentarse, las estaciones de enfermería o los botones de los elevadores más cercanos a las unidades de COVID.

Alrededor de un tercio de las personas de Estados Unidos que fallecieron de COVID eran residentes de hogares de ancianos, sobre todo a principios de la pandemia. El riesgo sigue siendo significativo para los pacientes, el personal y los visitantes sin vacunar, además de las personas con enfermedades crónicas, los ancianos frágiles y los que han tenido una hospitalización reciente, que podrían sufrir casos postvacunación de la COVID, a pesar de las crecientes tasas de vacunación.

En el estudio, todos los pacientes habían sido diagnosticados con COVID en las dos semanas anteriores, y se encontraban en unidades dedicadas a la COVID.

Los hallazgos se publicaron en una edición reciente de la revista Journal of the American Geriatrics Society.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre el control de la infección en los hogares de ancianos.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Michigan Medicine–University of Michigan, news release, Nov. 16, 2021

Consumer News in Spanish