El sistema inmunitario de los bebés es más duro de lo que se piensa

baby with a pacifier
Adobe Stock

MIÉRCOLES, 15 de diciembre de 2021 (HealthDay News) -- Cuando se trata de defenderse de nuevos virus, el bebé le gana a mamá y a papá.

El sistema inmunitario de un bebé supera al de un adulto al luchar contra los nuevos virus, afirman unos investigadores.

En comparación con los adultos, los bebés contraen muchas infecciones respiratorias virales, pero los bebés se enfrentan a estos virus por primera vez, apuntó la autora del estudio, Donna Farber.

"Los adultos no se enferman con tanta frecuencia porque tenemos memorias registradas de estos virus, que nos protegen, mientras que todo con lo que el bebé se encuentra es nuevo para él", señaló Farber, profesora de microbiología, inmunología y ciencias de la cirugía de la Universidad de Columbia.

Para evaluar la capacidad del sistema inmunitario de responder a un virus nuevo, su equipo recolectó células T "naive" (unas células inmunitarias que nunca se han encontrado con un patógeno) de ratones tanto bebés como adultos. Las células se administraron a un ratón adulto infectado con un virus.

En comparación con las células adultas, las células de los bebés detectaron unos niveles más bajos del virus, se multiplicaron más rápido y llegaron en mayores cantidades al lugar de la infección. Como resultado, montaron con rapidez una fuerte defensa contra el virus, según los hallazgos, que se publicaron en la edición del 10 de diciembre de la revista Science Immunology.

Los experimentos de laboratorio también mostraron unas ventajas similares en las células T infantiles respecto a las células T adultas.

"Observamos células T que nunca se habían activado, así que nos sorprendió que se comportaran de forma distinta según la edad", comentó Farber en un comunicado de prensa de la columbia. "Lo que esto dice es que el sistema inmunitario del bebé es robusto, eficiente y se puede deshacer de los patógenos a principios de la vida. De algunas formas, es incluso mejor que el sistema inmunitario adulto, ya que está diseñado para responder a una multitud de patógenos nuevos".

La pandemia de COVID-19 parece proveer evidencias de esto, apuntaron los investigadores.

"El SARS-CoV-2 es nuevo para absolutamente todo el mundo, así que ahora vemos una comparación natural y directa del sistema inmunitario adulto y el infantil", apuntó Farber. "Y a los niños les va mucho mejor.. Los adultos que se enfrentan a un patógeno nuevo reaccionan más lentamente. Esto da al virus la oportunidad de replicarse más, y entonces es cuando uno enferma".

El estudio también ayuda a explica por qué las vacunas tienen una efectividad particular en la niñez.

"Ese es el momento de vacunarse, y no se debe preocupar sobre administrar múltiples vacunas en ese periodo", aseguró Farber. "Cualquier niño que viva en el mundo, sobre todo antes de que comenzáramos a usar máscaras, se expone a una inmensa cantidad de nuevos antígenos cada día. Ya están gestionando exposiciones múltiples".

Los hallazgos podrían ayudar a mejorar las vacunas infantiles.

"La mayoría de las formulaciones y dosis de vacunas son las mismas para todas las edades, pero comprender las respuestas inmunitarias distintas en la niñez sugiere que podemos utilizar unas dosis más bajas para los niños, y podría ayudarnos a diseñar unas vacunas que sean más efectivas para este grupo de edad", añadió Farber.

Más información

El Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE. UU. ofrece más información sobre el sistema inmunitario.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Columbia University, news release, Dec. 10, 2021

Consumer News in Spanish