Un poco de dinero podría ayudar a las mujeres a dejar de fumar en el embarazo, según un estudio

pregnant woman smoking

JUEVES, 2 de diciembre de 2021 (HealthDay News) -- Dejar de fumar es especialmente importante durante el embarazo, y ahora un nuevo estudio sugiere que cuando se trata de abandonar el hábito, el dinero en efectivo quizá sea justo el incentivo que algunas mujeres necesitan.

Los resultados del estudio sugieren que unas recompensas económicas progresivas por la abstinencia del tabaco "podrían implementarse en la atención de salud de rutina de las fumadoras embarazadas", apuntaron los investigadores franceses. El Dr. Ivan Berlin, del Hôpital Pitié-Salpêtrière-Sorbonne Université, en París, dirigió el estudio.

A pesar de los riesgos de salud tanto para la madre como para el bebé, investigaciones anteriores sugieren que menos de la mitad de las mujeres que son fumadoras diarias dejan de fumar durante el embarazo.

El equipo de Berlin evaluó si los incentivos económicos conducían a unas mayores tasas de abandono del hábito entre 460 fumadoras embarazadas, con una edad promedio de 29 años.

Antes de las 18 semanas de embarazo, las mujeres fueron asignadas a un grupo de incentivo económico o a un grupo de control.

Durante seis visitas presenciales de 10 minutos, se animó a toda las participantes a dejar de fumar en una fecha dada, se les ofreció consejería motivacional y respaldo para prevenir la recaída.

Las mujeres del grupo de control recibieron un cupón de 23 dólares de EE. UU. al final de cada visita, pero no se las recompensó por dejar de fumar, así que lo máximo que cada una podía ganar eran unos 138 dólares tras seis visitas.

Las mujeres del grupo de los incentivos podían ganar hasta 587 dólares en cupones si dejaban de fumar. La abstinencia se confirmaba midiendo los niveles de monóxido de carbono en el aliento de las participantes en cada visita.

En comparación con el grupo de control, cada mujer del grupo de incentivo fumó, en promedio, 163 cigarrillos menos. El grupo de los incentivos también tuvo una tasa mucho más alta de abstinencia continua de fumar (un 16 frente a un 7 por ciento), y su tasa de abstinencia en cada visita fue cuatro veces más alta.

Además, el grupo de los incentivos financieros tuvo un tiempo mucho más largo antes de la recaída de fumar, unas ansias de tabaco más bajas, y una tasa más baja de malos resultados neonatales (un 2 frente a un 9 por ciento), según el informe, que se publicó en la edición del 1 de diciembre de la revista The BMJ.

Tras el nacimiento de los bebés, los investigadores encontraron que los del grupo de los incentivos financieros tenían más o menos el doble de probabilidades de pesar 5.5 libras (2.5 kilos) o más al nacer que los del grupo de control.

Los investigadores plantearon que los estudios futuros "deben evaluar la efectividad a largo plazo de los incentivos financieros para la abstinencia del tabaquismo tras el parto".

Un editorial que se publicó junto con los hallazgos señalaba que el estudio amplía a las crecientes evidencias de que los incentivos económicos deberían ser una parte de la práctica estándar para ayudar a las mujeres embarazadas a dejar de fumar. Sus autores fueron la Dra. Leonieke Breunis y el Dr. Jasper Been, del Centro Médico de la Universidad de Róterdam, en Países Bajos.

Más información

March of Dimes ofrece más información sobre el tabaquismo y el embarazo.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: The BMJ, news release, Dec. 1, 2021

Consumer News in Spanish