Las olas de calor son ahora mucho más frecuentes que en los 1980

sweat dripping on woman's face
Adobe Stock

LUNES, 20 de diciembre de 2021 (HealthDay News) -- Las grandes olas simultáneas de calor se han vuelto mucho más comunes en las regiones norteñas de todo el mundo debido al cambio climático, y podrían tener unas consecuencias desastrosas, advierten los investigadores.

También encontraron que estas olas de calor concurrentes se están haciendo más grandes y calientes.

"Que más de una ola de calor ocurra a la vez con frecuencia tiene unos peores impactos sociales que un solo evento", señaló la autora principal del estudio, Cassandra Rogers, investigadora postdoctoral de la Universidad Estatal de Washington (WSU), en Vancouver.

"Si ciertas regiones son dependientes entre sí, por ejemplo para la agricultura o el comercio, y ambas están sufriendo un estrés a la vez, quizá no puedan responder a ambos eventos", añadió en un comunicado de prensa de la universidad.

El nuevo análisis de los datos climáticos encontró que las olas de calor simultáneas ocurrieron con una frecuencia unas seis veces más alta en las latitudes entre medianas y altas del hemisferio norte en la década de los 2010, en comparación con la década de los 1980.

En promedio, las olas de calor concurrentes ocurrieron en 143 días cada año de los 2010, es decir casi todos los días de mayo a septiembre, mostraron los hallazgos.

En comparación con los 1980, las olas de calor simultáneas fueron un 46 por ciento más grandes y un 17 por ciento más calientes en los 2010, según el informe, que se publicó en una edición reciente en línea de la revista Journal of Climate.

Una gran ola de calor se definió como una que duraba tres días o más y que cubría al menos 620,000 millas cuadradas (1,605,793 kilómetros cuadrados), un tamaño similar al de Mongolia o Irán.

Las olas de calor pueden provocar desastres como la pérdida de las cosechas y los incendios forestales. Las olas de calor concurrentes pueden amplificar estos peligros, y agotar la capacidad de los países de proveerse ayuda mutua ante estos desastres, anotaron los investigadores.

Esto sucedió cuando múltiples incendios forestales asolaron a Estados Unidos, Canadá y Australia durante las olas de calor de 2019 y 2020.

Un estudio anterior encontró que las olas de calor concurrentes condujeron a una reducción del 4 por ciento en la producción agrícola del mundo.

Además de ofrecer más evidencias sobre la importancia de la lucha contra el cambio climático, el nuevo estudio muestra la necesidad de prepararse para más olas de calor concurrentes, enfatizaron los investigadores.

"Como sociedad, no estamos adaptados en la actualidad a los tipos de eventos climáticos que estamos experimentando ahora mismo", comentó la coautora del estudio, Deepti Singh, profesora asociada de la Facultad de Medioambiente de la WSU.

"Es importante comprender cómo podemos reducir nuestra vulnerabilidad y adaptar nuestros sistemas para ser más resilientes a estos tipos de eventos de calor, que tienen unos efectos sociales en cascada", añadió Singh.

Más información

La Cruz Roja Americana ofrece una lista de comprobación de la seguridad durante las olas de calor.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Washington State University, news release, Dec. 16, 2021

Consumer News in Spanish