Hacer ejercicio poco después de una cirugía plástica para los senos es seguro y saludable

hot yoga
Adobe Stock

MARTES, 28 de diciembre de 2021 (HealthDay News) -- Aunque algunos cirujanos plásticos recomiendan no hacer ningún ejercicio en las semanas tras un aumento de senos, una nueva investigación sugieren que esta prohibición quizá no sea necesaria.

Un nuevo ensayo clínico encontró que las mujeres que volvieron a hacer ejercicio tras una semana de descanso no tuvieron más complicaciones, y estuvieron más satisfechas con los resultados de sus cirugías.

"Estos hallazgos concuerdan que una tendencia más amplia que se ha observado recientemente en otros campos quirúrgicos, en que se ha mostrado que el ejercicio temprano es seguro, sin aumentar las tasas de complicaciones", comentaron los autores del estudio, el Dr. Basile y la Dra. Thais Oliveira, cirujanos plásticos con una práctica privada en Ribeirão Preto, Brasil.

Hoy en día, las recomendaciones sobre reanudar el ejercicio tras la cirugía varían, y abarcan desde unas cuantas semanas hasta unos cuantos meses. Los autores anotaron que instar a las pacientes a que esperen se basa en la idea de que el ejercicio podría conducir a complicaciones, reducir la calidad de la cicatriz y poner a los resultados en peligro.

En este estudio, las pacientes de aumento de senos se asignaron al azar a las restricciones estándar o al ejercicio temprano.

Las mujeres del grupo de ejercicio comenzaron un programa supervisado una semana tras la cirugía. Hicieron ejercicio aeróbico o entrenamiento en fuerza tres veces por semana durante 12 semanas.

Se aconsejó a las del grupo de control que evitaran el ejercicio durante 12 semanas tras la cirugía.

Un año más tarde, los investigadores compararon las tasas de complicaciones y la calidad de la cicatriz entre ambos grupos. También pidieron a las pacientes que completaran el cuestionario BREAST-Q para medir la satisfacción con los resultados de su aumento de senos.

Un 75 por ciento de las pacientes de cada grupo completaron el estudio.

La tasa general de complicaciones fue de un 6.9 por ciento en el grupo del ejercicio, y de un 7.5 por ciento en el grupo sin ejercicio. En general, las complicaciones fueron menores, y ninguna de las pacientes necesitó una cirugía de revisión durante el periodo de seguimiento de 12 meses. La calidad de la cicatriz fue similar entre los grupos.

La puntuación promedio de satisfacción de las mujeres asignadas al ejercicio temprano fue de 83, en comparación con 66 en el grupo sin ejercicio, algo que sorprendió a los investigadores.

Basile y Oliveira dijeron que sus hallazgos eran coherentes con estudios anteriores que mostraron que el ejercicio posoperatorio temprano es beneficioso, y que no aumenta las tasas de complicaciones tras varios tipos de cirugía, incluso las cirugías cardiacas.

"Los mejores resultados autorreportados se podrían atribuir al efecto que el ejercicio tiene en el estado de ánimo y en la calidad de vida en general", escribieron. Esto podría tener una importancia particular para las mujeres que eligen someterse a un aumento de senos, que tienden a estar más preocupadas por la aptitud física, señalaron.

"Para estas pacientes, operarse y volver rápido a hacer ejercicio presenta un atractivo obvio", añadieron los autores.

Los resultados se publicaron en la edición de enero de la revista Plastic and Reconstructive Surgery.

Más información

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. ofrece más información sobre los riesgos y las complicaciones de los implantes de senos.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


SOURCE: Wolters Kluwer Health, news release, Dec. 22, 2021

Consumer News in Spanish