Cómo el virus de la COVID burla las defensas inmunitarias

covid coronavirus
Adobe Stock

MARTES, 28 de diciembre de 2021 (HealthDay News) -- La forma precisa en que el SARS-CoV-2 evade al sistema inmunitario humano ha sido un misterio para los científicos durante casi dos años, pero ahora han descubierto una pista importante.

Resulta que el virus que provoca la COVID-19 tiene algunas medidas de camuflaje que le permiten propagarse de una célula a otra mientras se oculta del sistema inmunitario, revela una nueva investigación.

"En esencia, es una forma subterránea de transmisión", señaló el autor del estudio, Shan-Lu Liu, del Centro de Investigación en Retrovirus de la Universidad Estatal de Ohio (OSU), en Columbus.

Y añadió que la transmisión de una célula a otra no es sensible a los anticuerpos de una infección anterior con la COVID o la vacunación.

El nuevo estudio compara al SARS-CoV-2 con un coronavirus anterior (el SARS-CoV) que provocó el brote de SRAS en 2003, e ilumina cómo los virus se propagan y se resisten a la inmunidad de una persona.

También ayuda a explicar por qué el primer brote condujo a unas tasas de mortalidad mucho más altas y duró apenas seis meses, mientras que la pandemia actual ha persistido durante dos años y muchos casos son asintomáticos, y no hay un final a la vista.

Unos experimentos con cultivos celulares mostraron que el SARS-CoV-2 limita la liberación de unas partículas que pueden ser inactivadas por los anticuerpos de una persona. Como un guerrero en camuflaje, se mantiene escondido en las paredes celulares y se propaga de una célula a otra.

"El SARS-CoV-2 puede propagarse con eficiencia de una célula a otra porque en esencia no hay bloqueadores de la inmunidad del anfitrión", explicó Liu.

Esa proteína de pico conocida de la superficie del virus le permite la propagación entre una célula y otra. Los anticuerpos neutralizantes son menos efectivos contra el virus cuando se propaga a través de las células.

Al comparar los dos virus, la investigación encontró que el virus de 2003 es más eficiente en la transmisión sin células. Esto ocurre cuando las partículas en flotación libre infectan a las células objetivo al vincularse con un receptor en su superficie. Ese virus seguía siendo vulnerable a los anticuerpos producidos por una infección anterior y por la vacuna.

Pero la transmisión de célula a célula de la COVID-19 dificulta que los anticuerpos lo neutralicen.

En el estudio, los investigadores utilizaron pseudovirus no infecciosos, con ambos tipos de proteínas de pico en sus superficies.

"La proteína de pico es necesaria y suficiente para que tanto el SARS-CoV-2 como el SARS-CoV se transmitan de una célula a otra, porque la única diferencia en estos pseudovirus fueron las proteínas de pico", señaló Liu, que también es director del Programa de Virus y Patógenos Emergentes del Instituto de Enfermedades Infecciosas de la OSU.

Los investigadores también hallaron que el virus que causa la COVID tiene una mayor capacidad de fusionarse con una membrana en la célula objetivo, otro paso clave en el proceso. Una mejor fusión, pero no en exceso, es un motivo clave de su eficiente transmisión de una célula a otra. Un exceso puede interferir con la transmisión de célula a célula.

El equipo también investigó el rol de una proteína en las superficies celulares, conocida como receptor de la ECA2, la vía de entrada del virus de la COVID.

Les sorprendió encontrar que el virus puede penetrar a las células con unos niveles bajos de ECA2 o sin la proteína en sus superficies. El resultado es una transmisión robusta de célula a célula.

"Es probable que la resistencia en la transmisión de célula a célula a la neutralización de los anticuerpos sea algo que debamos vigilar a medida que las variantes del SARS-CoV-2 siguen surgiendo, lo que incluye a la más reciente, la ómicron", planteó Liu. "En este sentido, desarrollar unos antivirales efectivos que se dirijan a otro paso de la infección viral es crítico".

Todavía hay muchos factores desconocidos, entre ellos el mecanismo exacto que el virus utiliza para propagarse de una célula a otra, cómo esto podría influir en las respuestas de los individuos a la infección, y si una transmisión eficiente de célula a célula contribuye al surgimiento y a la propagación de las nuevas variantes.

La investigación se publicó en una edición reciente de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Más información

Los Centros para el Control de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre las pruebas para la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Ohio State University, news release, Dec. 23, 2021

Consumer News in Spanish