See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La hipertensión en el embarazo podría afectar a los corazones de las mujeres a largo plazo

La hipertensión en el embarazo podría afectar a los corazones de las mujeres a largo plazo

JUEVES, 25 de febrero de 2021 (HealthDay News) -- La hipertensión relacionada con el embarazo puede conducir a riesgos cardiacos a largo plazo, muestra una investigación reciente.

En comparación con las que tuvieron una presión arterial normal durante el embarazo, las mujeres que desarrollaron trastornos de la presión arterial, como la preeclampsia y la hipertensión gestacional, presentaban unas diferencias significativas en la estructura y la función del corazón una década tras dar a luz.

Esas diferencias afectan sobre todo al ventrículo izquierdo del corazón, y podrían aumentar el riesgo de enfermedad cardiaca e insuficiencia cardiaca más tarde en la vida de una mujer, sin que esté consciente de ello, según el estudio de la Universidad de Pittsburgh, que se publicó en la edición del 22 de febrero de la revista Journal of the American College of Cardiology.

Los hallazgos podrían ayudar a los médicos a identificar a las mujeres con un riesgo alto de problemas cardiacos a largo plazo y a iniciar el tratamiento preventivo, sugirieron los investigadores.

"La hipertensión es un asesino silencioso", advirtió la autora del estudio, la Dra. Malamo Countouris, cardióloga y codirectora de la Clínica de Hipertensión Postparto del Hospital Magee-Womens de UPMC.

"Ninguna de las mujeres de nuestro estudio tenía síntomas clínicos de enfermedad cardiaca. Son jóvenes, y es probable que se sientan bien y sanas, y quizá no estén yendo a un proveedor de atención de la salud de forma regular. Pero es importante que comiencen temprano a hacerles pruebas de detección de la hipertensión", añadió en un comunicado de prensa de la universidad.

El estudio también encontró que las mujeres con un historial de hipertensión tanto durante el embarazo como actualmente tenían el mayor riesgo de problemas cardiacos.

Ocho a 10 años tras dar a luz, un 79 por ciento de las mujeres del grupo "doblemente afectado" tenían un engrosamiento en las paredes del ventrículo izquierdo. Esto es en comparación con un 36.4 por ciento de las mujeres que tuvieron hipertensión solo durante el embarazo, un 46.2 por ciento de las que tenían solo hipertensión actual, y un 38.2 por ciento de las mujeres que no tenían ninguna de las dos.

Tener hipertensión tanto en el embarazo como actual se asoció con una afección en que el ventrículo izquierdo se rigidiza y no se llena con sangre a toda capacidad.

"Identificar a las mujeres con un riesgo alto puede proveer una oportunidad para intervenciones dirigidas para prevenir la enfermedad cardiaca", planteó Countouris. "Sugerir unos sencillos cambios en el estilo de vida o la dieta, que incluyen al ejercicio regular y a una mejor gestión de otros factores de riesgo cardiovasculares, puede prevenir los cambios adversos en el corazón, y reducir el riesgo de enfermedad cardiaca más adelante en la vida".

Se necesita más investigación para aprender más sobre la relación entre los embarazos complicados y los efectos a largo plazo para el corazón, concluyó Countouris.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre la hipertensión durante el embarazo.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: University of Pittsburgh, news release, Feb. 22, 2021

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined