See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Unas válvulas cardiacas de laboratorio pueden crecer junto con los pacientes cardiacos más jóvenes

Unas válvulas cardiacas de laboratorio pueden crecer junto con los pacientes cardiacos más jóvenes

LUNES, 22 de marzo de 2021 (HealthDay News) -- Las válvulas cardiacas creadas en los laboratorios que crecen con el receptor podrían librar a los niños nacidos con defectos cardiacos de las reiteradas cirugías de reemplazo de válvulas que soportan ahora.

Los investigadores de la Universidad de Minnesota encontraron que las válvulas creadas en los laboratorios, implantadas durante un año en corderos jóvenes, eran capaces de crecer en el interior del receptor.

"Este es un gran paso adelante en la investigación cardiaca pediátrica", dijo Robert Tranquillo, investigador sénior y profesor de ingeniería química y biomédica y ciencia de los materiales. "Esta es la primera demostración de que una válvula implantada en un modelo de animal grande, un cordero en nuestro caso, puede crecer con el animal hasta la edad adulta".

En este momento, las únicas opciones aceptadas para los niños con problemas cardiacos son las válvulas fabricadas de los tejidos tratados químicamente de los animales. Pero éstas no crecen con el niño, y a menudo se vuelven disfuncionales debido a la acumulación de calcio, lo que requiere repetidos reemplazos.

Las válvulas cultivadas que se probaron en este estudio tenían menos acumulación de calcio y crecieron con el receptor.

Los investigadores deberán confirmar que esta ciencia se pueda trasladar a las personas. Los resultados de los estudios con animales no siempre se replican en las personas.

Pero, de ser así, la ciencia podría evitar las reiteradas cirugías de reemplazo a miles de bebés que nacen cada año con defectos cardiacos. Ahora, soportan cinco o más cirugías antes de poder recibir una válvula mecánica en la edad adulta.

Los investigadores afirmaron que las válvulas que se probaron también se pueden almacenar durante seis meses, ofreciendo a los cirujanos un acceso más fácil al tejido del trasplante.

En el proyecto, los investigadores utilizaron una técnica especializada de ingeniería de tejidos, que desarrollaron anteriormente para generar en el laboratorio unos tubos similares a los vasos sanguíneos a partir de las células de la piel de las ovejas.

Para elaborar las válvulas, combinaron en primer lugar las células con un material similar a la gelatina y después proporcionaron los nutrientes necesarios para el crecimiento celular.

Cuando se formaron los tubos similares a los tejidos, unos detergentes especiales eliminaron las células de las ovejas para que no pudieran causar una reacción inmunitaria al implantarlas.

Los investigadores cosieron con precisión tres tubos juntos dentro de un anillo cerrado y después los recortaron ligeramente para crear las valvas que replican la estructura similar a la de una válvula cardiaca natural. La estructura funcionó como una válvula y también creció.

Estas válvulas de tres tubos de segunda generación se implantaron en las arterias pulmonares de tres corderos. Tras 52 semanas, las válvulas se habían y el diámetro había aumentado hasta el de una válvula normal. Los investigadores también observaron en las imágenes de ultrasonido un aumento de la longitud de las valvas de entre un 17 y un 34 por ciento.

El siguiente paso será implantar la válvula directamente en el ventrículo derecho del corazón para simular la cirugía de reparación más común. A continuación, los investigadores buscarán la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. para iniciar los ensayos clínicos con las personas.

"Si algún día podemos conseguir que estas válvulas para los niños se aprueben, esto podría tener un gran impacto en los niños que sufren defectos cardiacos y en sus familias, que tienen que lidiar con el inmenso estrés de las múltiples cirugías", señaló Tranquillo. "Potencialmente, podríamos reducir el número de cirugías por las que tendrían que pasar estos niños de cinco a una. Ese es el sueño".

El estudio se publicó en la edición del 17 de marzo de la revista Science Translational Medicine.

El procedimiento de fabricación de las válvulas ha sido patentado y autorizado por la compañía inicial Vascudyne Inc., de la Universidad de Minnesota. La investigación fue financiada por los Institutos Nacionales de la Salud.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre los defectos cardiacos congénitos.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: University of Minnesota Twin Cities, news release, March 17, 2021

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined