Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Cómo detectar el asma en su bebé o niño pequeño

Cómo detectar el asma en su bebé o niño pequeño

SÁBADO, 20 de marzo de 2021 (HealthDay News) -- El diagnóstico del asma en los bebés y en los niños pequeños es un reto, ya que es difícil calcular la función pulmonar en este grupo joven. Conocer los síntomas de su hijo facilita el diagnóstico.

Un importante grupo de pediatras ofrece algunos consejos para los padres que sospechan que sus bebés o hijos pequeños pueden tener asma, o que tienen síntomas que podrían sugerir otra afección de la salud.

Su pediatra le preguntará si su bebé tiene tendencia a la sibilancia, a la tos o a respirar deprisa cuando está resfriado, se encuentra cerca de los animales, está en un lugar con polvo o si hay humo en el ambiente, según la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP).

Debería consultar con el médico de su hijo si tiene tos excesiva, especialmente tos nocturna, o una tos prolongada después de un resfriado incluso sin haber sibilancia. En algunas personas, la tos puede ser el único síntoma del asma. La APP aconsejó que comunique si hay miembros de la familia con asma, fiebre del heno, eczema, bronquitis recurrente o problemas en los senos nasales.

Una tos frecuente sin explicación o una tos diaria en los bebés indica que un pediatra o un pulmonólogo pediátrico debería evaluar a su hijo, ya que podría ser una señal de una enfermedad grave.

Cuando su pediatra intente diagnosticar la causa del problema, le escuchará con atención para asegurarse de que los sonidos que produce su bebé provienen de las vías respiratorias de los pulmones, afirmó la AAP.

En ocasiones, los bebés respiran de forma ruidosa debido a la laringotraqueomalacia, una fragilidad temporal en el cartílago cercano a las cuerdas vocales. Lo superan a medida que los tejidos se vuelven más firmes. Algunas afecciones inusuales relacionadas con el desarrollo de las vías respiratorias o la prematuridad también pueden causar sibilancia en los bebés.

Es poco probable que el pediatra de su hijo recomiende las pruebas de las alergias a menos que la sibilancia siempre aparezca después de estar expuesto a un animal o a ciertos alimentos. Las alergias alimentarias casi nunca provocan el asma en los bebés y en los niños pequeños. Pueden ser un desencadenante del eczema, señaló la AAP.

El médico puede solicitar una radiografía de tórax durante el primer episodio de sibilancia del bebé. Si se determina que su hijo tiene asma, es probable que no se repita debido a que los bronquios no se aprecian bien en una radiografía.

Si su bebé no crece o no se desarrolla bien, el médico puede pedir pruebas de otras enfermedades, afirmó la AAP. Podrían ser necesarias algunas pruebas, incluida la prueba del sudor para descartar la fibrosis cística, cuando su médico quiera asegurarse de que la sibilancia y los síntomas torácicos no los causa una afección con síntomas similares al asma.

En algunas ocasiones, la forma mejor y más fácil de diagnosticar el asma en un niño pequeño es tratarlo con la terapia para el asma y observar si el niño mejora. Generalmente, los medicamentos para el asma solo ayudan en el asma y no en otras afecciones, dijo la APP. Una buena manera de ayudar al pediatra es monitorizar minuciosamente los síntomas de su hijo y aportar observaciones sobre la ayuda que ofrecen los medicamentos.

Más información

La Red de Alergias y Asma (The Asthma & Allergy Network) ofrece más información sobre el asma en los bebés y en los niños.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: American Academy of Pediatrics, March 2021

Consumer News in Spanish