Las TC para el cáncer de pulmón ya han salvado más de 10,000 vidas en EE. UU.

ct scan of lungs showing pneumonia and COVID-19
Adobe Stock

JUEVES, 31 de marzo de 2022 (HealthDay News) -- Se han salvado las vidas de más de 10,000 estadounidenses desde que se introdujeron las pruebas de detección del cáncer de pulmón para las personas con un riesgo alto de más de 55 años con antecedentes de tabaquismo, muestra un estudio reciente.

Pero muchas personas pobres y de grupos étnicos/raciales minoritarios siguen perdiéndose de los beneficios de las pruebas de detección de la principal causa de muerte por cáncer en el mundo, anotaron los investigadores.

Para evaluar los impactos de la introducción de las TC de dosis baja para las personas con un riesgo alto en 2013 en Estados Unidos, los investigadores analizaron los datos de dos grandes registros del cáncer.

Encontraron un aumento de un 3.9 por ciento al año en la detección del cáncer de pulmón de células no pequeñas (CPCNP) temprano (en etapa 1), y un aumento promedio de un 11.9 por ciento al año en la supervivencia mediana por todas las causas entre 2014 y 2018.

Estos aumentos en la detección temprana salvaron 10,100 vidas en EE. UU., según los autores del estudio, que se publicó en la edición del 30 de marzo de la revista BMJ.

En 2018, el CPCNP en etapa 1 fue el diagnóstico predominante entre los estadounidenses blancos y en las áreas con los ingresos más altos o los niveles educativos más altos. Pero las personas no blancas y las de las regiones más pobres o con un nivel educativo más bajo del país siguieron teniendo más probabilidades de tener enfermedad en etapa 4 en el momento del diagnóstico.

Los autores del estudio también determinaron que otros factores (entre ellos un mayor uso de imágenes diagnósticas para fines distintos de la detección, los aumentos en el sobrediagnóstico del cáncer de pulmón, y las mejoras en la precisión de la identificación de la etapa del cáncer) no tuvieron un rol en el aumento de diagnósticos de cáncer de pulmón en etapa temprana durante el periodo del estudio.

Aunque la adopción de las pruebas de detección del cáncer de pulmón ha sido lenta y las tasas de detección han seguido siendo extremadamente bajas en todo el país, los hallazgos "indican el efecto beneficioso que incluso un nivel bajo de pruebas de detección puede tener en los cambios en las etapas del cáncer de pulmón y la supervivencia a nivel poblacional", escribieron Alexandra Potter, directora ejecutiva de la Iniciativa Americana de Pruebas de Detección del Cáncer de Pulmón, y sus coautores.

Afirmaron que las más recientes directrices sobre las pruebas de detección del cáncer de pulmón del Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU., que reducen la edad de las pruebas de detección a los 50 años, amplían la elegibilidad de las pruebas de detección a 6.5 millones de estadounidenses, y que los mayores aumentos en la elegibilidad ocurrieron entre las mujeres y las minorías raciales. Las nuevas directrices presentan una oportunidad para "reducir las disparidades en la detección temprana del cáncer de pulmón", anotaron los autores en un comunicado de prensa de la revista.

El estudio muestra los beneficios en el mundo real de las pruebas de detección del cáncer de pulmón en las personas con un riesgo alto, según un editorial que se publicó junto con el estudio, de la autoría de la Dra. Anne Melzer, profesora asistente de medicina de la División Pulmonar, de Atención Crítica de las Alergias y el Sueño de la Facultad de Medicina de la Universidad de Minnesota, y del Dr. Matthew Triplette, profesor asistente de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington.

Pero añadieron que los esfuerzos por aumentar las pruebas de detección "se deben priorizar, para garantizar un acceso equitativo a las pruebas de detección y prevenir que las disparidades en la etapa en la que se diagnostica el cáncer de pulmón y la supervivencia se amplíen entre las distintas poblaciones de pacientes con cáncer de pulmón".

Más información

Aprenda más sobre las pruebas de detección para el cáncer de pulmón en el Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: BMJ, news release, March 30, 2022

Consumer News in Spanish