¿Tuvo la COVID? Vacunarse potencia incluso más la resiliencia, muestran unos estudios

vaccination vaccine
Adobe Stock

VIERNES, 1 de abril de 2022 (HealthDay News) -- Si ha tenido la COVID pero no se ha vacunado contra la COVID, quizá se pregunte si vacunarse ahora en realidad ayuda.

Sí ayuda, afirman dos estudios recientes.

Unos investigadores de Brasil y Suecia confirmaron que las vacunas contra la COVID-19 proveían una protección adicional significativa a las personas que ya se habían infectado con el SARS-CoV-2. Las vacunas tuvieron una efectividad particular para la prevención de la enfermedad grave.

"Realizar investigaciones sobre la necesidad de la vacunación entre los que han tenido una infección anterior de COVID-19 es un paso esencial para orientar a las políticas de intervención de la pandemia sobre la protección mediante la vacunación, con una sola dosis o con dos dosis", señaló el Dr. Julio Croda, profesor de la Universidade Federal de Mato Grosso do Sul y Fundação, en Brasil.

Croda es uno de los autores del estudio brasileño, que observó la efectividad de cuatro vacunas administradas a individuos que tuvieron un resultado positivo de COVID-19 al menos 90 días tras una infección anterior.

Las vacunas de CoronaVac, Oxford-AstraZeneca, Janssen (Johnson & Johnson) y Pfizer-BioNTech proveyeron protección adicional contra la reinfección sintomática, la hospitalización y la muerte, según el informe, que se publicó en la revista The Lancet Infectious Diseases.

La efectividad contra la reinfección asintomática fue de un 65 por ciento con la vacuna de Pfizer-BioNTech, de un 56 por ciento con la de Oxford-AstraZeneca, de un 44 por ciento con la de Janssen, y de un 39 por ciento con la de CoronaVac.

En cuanto a la prevención dela hospitalización y la muerte, las vacunas de Oxford-AstraZeneca y Pfizer-BioNTech tuvieron una efectividad del 90 por ciento, en comparación con un 81 por ciento de la CoronaVac y un 58 por ciento de la de Janssen.

Más de 22,000 personas se reinfectaron. En total, 1,545 fueron hospitalizadas y 290 fallecieron en un plazo de 28 días tras una prueba positiva, según el informe.

El estudio no incluyó casos de reinfección con las variantes ómicron.

"Se probó que las cuatro vacunas proveen una protección adicional significativa a las personas que han tenido una infección anterior de COVID-19, y que reducen las hospitalizaciones y las muertes", aseguró Croda en un comunicado de prensa de la revista.

"Nuestros resultados sugieren que los beneficios de las vacunas superan con creces a cualquier riesgo potencial, y respaldan a la vacunación, lo que incluye a una serie completa de vacunación, entre los individuos con una infección anterior con el SARS-CoV-2", añadió.

Un estudio sueco arrojó resultados similares. Tampoco incluyó a las variantes ómicron.

Aunque las personas que contrajeron la COVID-19 tuvieron unas tasas de mortalidad más altas en los primeros tres meses tras la infección, las que se recuperaron tuvieron un riesgo más bajo de reinfección durante hasta 20 meses, encontró el estudio. La vacunación proveyó una protección adicional durante al menos nueve meses.

"Como se previó, hubo un aumento en las probabilidades de hospitalización durante los tres primeros meses tras la infección inicial, lo que resalta el hecho de que la inmunidad provocada por la infección no carece de riesgo", comentó la autora coprincipal, Anna Nordström, de la Universidad de Umeå.

Su equipo también encontró que la inmunidad por la vacunación tanto con una como con dos dosis se asociaba con una protección adicional contra la hospitalización, más allá del nivel ofrecido por la inmunidad provocada por la infección sola.

La inmunidad híbrida con una dosis redujo el riesgo de reinfección en un 58 por ciento dos meses tras la vacunación, y en un 45 por ciento tras nueve meses. Dos dosis redujeron el riesgo de reinfección en un 66 por ciento en los dos primeros meses y en un 56 por ciento tras nueve meses, mostraron los hallazgos.

En un comentario que se publicó junto con el estudio, Jennifer Juno, de la Universidad de Melbourne, en Australia, escribió que "estos datos confirman, en una cohorte de gran tamaño, el beneficio protector adicional de la vacunación en individuos que se han recuperado de la COVID-19... [y]... demuestran de forma clara los beneficios de la vacunación con dos dosis en los individuos convalecientes, tanto en términos de la durabilidad de la inmunidad como de la protección contra la enfermedad grave. En lo sucesivo, la incorporación del historial de infección en el perfil inmunitario del individuo, aunque se justifica, plantea la pregunta de cómo se deben planificar los regímenes de refuerzos futuros".

Ambos estudios se publicaron en la edición del 31 de marzo de la revista The Lancet Infectious Diseases.

Más información

La Organización de la Naciones Unidas ofrece más información sobre la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: The Lancet Infectious Diseases, news release, March 31, 2022

Consumer News in Spanish