See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

No hubo un aumento en la tasa global de suicidio en el primer mes de la pandemia

No hubo un aumento en la tasa global de suicidio en el primer mes de la pandemia

MIÉRCOLES, 14 de abril de 2021 (HealthDay News) -- Los suicidios no aumentaron en los países más ricos a principios de la pandemia de COVID, pero se necesita una monitorización continua de los efectos a largo plazo en la salud mental y la economía, plantea un estudio reciente.

"Sabemos que la pandemia ha cambiado las vidas de muchas personas de forma dramática, y el viaje de algunas continúa", comentó la autora principal, Jane Pirkis, directora del Centro de Salud Mental de la Universidad de Melbourne, en Australia. "Debemos reconocer que el suicidio no es el único indicador de los efectos negativos de la pandemia en la salud mental: los niveles de angustia comunitaria son altos, y debemos garantizar que las personas se sientan respaldadas".

El nuevo estudio aparece días después de que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. reportaran una reducción de casi un 6 por ciento en los suicidios en Estados Unidos el año pasado, el declive anual más grande en casi 40 años.

Los hallazgos de Pirkis, que se basan en los datos de 16 países con unos ingresos altos y cinco países con unos ingresos medios altos, se publicaron en la edición del 13 de abril de la revista The Lancet Psychiatry. El análisis abarcó del 1 de abril al 31 de julio del año pasado.

En comparación con los niveles previstos para el periodo, ninguno de los países estudiados tuvo un aumento en los suicidios, y las tasas en realidad se redujeron en algunas regiones, reportó el equipo de Pirkis.

El estudio no incluyó a países con unos ingresos bajos o medios bajos. Éstos conforman un 46 por ciento de los suicidios del mundo, y podrían haberse visto afectados de forma particularmente dura por la pandemia, señalaron los investigadores.

Aunque hay indicaciones de que la pandemia podría haber aumentado las tasas de suicidio en esos países, no hay suficientes datos fiables para confirmarlo, apuntaron los autores del estudio.

Dijeron que los respaldos de salud mental y financieros adicionales que adoptaron los países más ricos podrían ayudar a explicar por qué no tuvieron un aumento en las tasas de suicidio durante los primeros meses de la pandemia. Pero los efectos a largo plazo de la pandemia se deben rastrear, en particular a medida que surjan por completo sus consecuencias económicas, añadieron.

"Los legisladores deben reconocer la importancia de unos datos de alta calidad y oportunos para respaldar a los esfuerzos de prevención del suicidio, y deben trabajar para mitigar los factores de riesgo del suicidio asociados con la COVID-19, como el aumento en los niveles de estrés y las dificultades financieras que algunas personas podrían experimentar como resultado de la pandemia", planteó Pirkis en un comunicado de prensa de la revista.

"Aumentar los servicios de salud mental y los programas de prevención del suicidio, y proveer redes de seguridad financieras podría ayudar a prevenir los posibles efectos nocivos a largo plazo de la pandemia en el suicidio", añadió.

Un equipo de la Universidad de Oxford, en Inglaterra, escribió un comentario que se publicó con los hallazgos.

"El suicidio puede ser un indicador demorado de las dificultades psicosociales, influido por las alteraciones a mediano y a más largo plazo en la vida cívica y la economía", escribieron Seena Fazel, profesora de psiquiatría forense, y la investigadora Stella Botchway.

Su comentario anotó que investigaciones anteriores han mostrado que los suicidios pueden aumentar tras las recesiones económicas, y que esos aumentos pueden persistir durante varios años.

"Sin contramedidas, las reducciones continuas en la actividad económica pueden traducirse en problemas financieros individuales y personales, por ejemplo la pérdida del empleo, una reducción en el estatus social, inestabilidad en la vivienda, y relaciones rotas", escribieron Fazel y Botchway.

Junto con el aislamiento social y la alteración de las rutinas normales, estos factores pueden conducir a la depresión, el abuso de las drogas y del alcohol, y un aumento en el riesgo de suicidio.

"Unos mecanismos similares podrían ser relevantes durante la pandemia de la COVID-19 y sus secuelas", advirtió el comentario.

Más información

El Instituto Nacional de la Salud Mental de EE. UU. describe las señales de advertencia del suicidio.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: The Lancet Psychiatry, news release, April 13, 2021

Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.