Más evidencias de que las vacunas contra la COVID protegen bien a la mayoría de los pacientes con cáncer

vaccine
Adobe Stock

MIÉRCOLES, 6 de abril de 2022 (HealthDay News) -- Las vacunas protegieron bien contra la COVID-19 a la mayoría de los pacientes con cáncer, pero los que sufren de un cáncer de la sangre siguen en riesgo de infecciones postvacunación, sugiere una investigación reciente.

El estudio analizó los datos nacionales de más de 64,000 pacientes con cáncer de EE. UU. que se vacunaron contra el SARS-CoV-2. Los investigadores observaron los tipos de cáncer, los tratamientos clave y otros factores de riesgo, entre ellos el sexo, la edad, la raza, si los pacientes tenían otras enfermedades y su lugar de residencia.

"Este tipo de análisis solo es posible porque tenemos una inmensa cohorte de COVID y una cohorte de control", comentó el líder del estudio, Jing Su, profesor asistente de la Facultad de Medicina de la Universidad de Indiana, en Indianápolis.

La base de datos de los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU., una de las más grandes del mundo, incluye a más de 12.5 millones de pacientes y más de 4.5 millones de pacientes con COVID.

La buena noticia es que Los investigadores encontraron que, en todos los tipos de cáncer, el riesgo de una infección postvacunación de COVID de los pacientes se redujo después de su segunda dosis de una vacuna .

Pero los pacientes con cánceres de la sangre (que incluyen a la leucemia, el mieloma múltiple y el linfoma) tenían un riesgo más alto de una infección postvacunación de COVID que los que los que sufrían de cánceres sólidos, mostró el estudio.

Y cuál vacuna recibieron los pacientes resultó importante.

La vacuna de Moderna fue más efectiva que la vacuna de Pfizer para los pacientes con cánceres de la sangre, en particular los que tenían mieloma múltiple, encontraron los investigadores.

Se prevé que los hallazgos ayuden a orientar la atención de los pacientes con cáncer que tienen COVID-19, y también en el desarrollo de unos tratamientos para el cáncer basados en la inmunidad, aseguró Su. Podrían predecir cuáles poblaciones de pacientes quizá respondan mejor a ciertos tratamientos, lo que incluye a los que dependen de las capacidades inmunitarias de un paciente.

"De hecho, la pandemia de COVID provee una oportunidad única para que evaluemos la competencia inmunitaria de todos los pacientes con cáncer de todo el país", señaló Su en un comunicado de prensa de la universidad. "Podríamos usar esto para imitar las capacidades inmunitarias diferenciales entre los pacientes con cáncer. Esto podría orientarnos para comprender mejor si los pacientes con cáncer tendrán unas buenas respuestas a las vacunas contra el cáncer y si están en un riesgo más alto de infección con otros virus, por ejemplo la gripe".

Los investigadores, de 10 institutos de investigación a lo largo de Estados Unidos, trabajan ahora para responder a preguntas adicionales sobre la inmunidad menguante y la efectividad de las dosis de refuerzo.

"Con el surgimiento de nuevas variantes, en particular la BA.2, no sabemos si habrá otra ola en el futuro", apuntó Su. "Estamos monitorizando la situación para ver qué significarán las nuevas variantes para los pacientes con cáncer, y las mejores formas de protegerlos mediante la vacunación".

Los hallazgos se publicaron en una edición reciente de la revista Journal of Clinical Oncology. Otras investigaciones recientes también se han enfocado en la efectividad de las vacunas en los pacientes con cáncer.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. ofrece más información sobre las vacunas contra la COVID y los pacientes con cáncer.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Indiana University School of Medicine, news release, April 4, 2022

Consumer News in Spanish