Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Los NIH inician un ensayo sobre las reacciones alérgicas raras vinculadas con las vacunas contra la COVID

Los NIH inician un ensayo sobre las reacciones alérgicas raras vinculadas con las vacunas contra la COVID

JUEVES, 8 de abril de 2021 (HealthDay News) -- Un nuevo ensayo clínico investigará si las personas que son altamente alérgicas o sufren de lo que se conoce como un trastorno de los mastocitos presentan un riesgo más alto de una reacción alérgica súbita a las vacunas contra la COVID-19 de Moderna o de Pfizer.

"Es comprensible que el público esté preocupado por los informes de unas reacciones alérgicas raras y graves a las vacunas de Moderna y de Pfizer-BioNTech", comentó el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) de EE. UU.

"La información reunida durante este ensayo ayudará a los médicos a orientar a las personas que son altamente alérgicas o que tienen un trastorno de los mastocitos sobre los riesgos y los beneficios de recibir estas dos vacunas. Pero, en la mayoría de las personas, los beneficios de la vacunación contra la COVID-19 superan con creces a los riesgos", señaló Fauci en un comunicado de prensa del NIAID.

Una reacción alérgica sistémica a una vacuna ocurre en una o más partes del cuerpo, lejos del lugar de la inyección.

Un trastorno de los mastocitos es causado por un tipo de glóbulo blanco de la sangre que es anómalo, hiperactivo o ambas cosas. Pone a la persona en riesgo de respuestas potencialmente letales que parecen reacciones alérgicas.

Los investigadores también buscarán el mecanismo biológico que provoca las reacciones, y si hay una forma de predecir quién tiene el mayor riesgo.

Las vacunas contra la COVID-19 de Moderna y de Pfizer han sido administradas a millones de estadounidense. La mayoría de las raras reacciones graves han sucedido a personas con antecedentes de alergias. Varias ya habían tenido una reacción alérgica potencialmente letal llamada anafilaxis, anotaron los investigadores.

En el nuevo estudio se inscribirán 3,400 personas de 18 a 69 años. Hasta 35 centros de investigación sobre alergias de todo Estados Unidos participarán, según el NIAID.

De acuerdo con el diseño, más o menos un 60 por ciento de los participantes del estudio deben tener antecedentes de reacciones alérgicas graves o haber sido diagnosticados con un trastorno de los mastocitos. Los demás, no.

Los participantes se asignarán al azar a recibir la vacuna de Pfizer o de Moderna, o un placebo seguido por una de las dos vacunas.

Alrededor de dos tercios de los participantes serán mujeres, porque las reacciones alérgicas graves a las vacunas, y en particular a las vacunas contra la COVID-19 de Moderna y Pfizer, han ocurrido en mujeres, señalaron los investigadores.

Los investigadores observarán cuántos participantes de cada grupo tienen una reacción alérgica sistémica en un plazo de 90 minutos tras recibir la inyección.

Se prevé que haya resultados a finales de este verano.

Más información

Para aprender más sobre la seguridad de las vacunas contra la COVID-19, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: U.S. National Institute of Allergy and Infectious Diseases, news release, April 7, 2021

Consumer News in Spanish