No hay ningún vínculo entre los antidepresivos en el embarazo y la epilepsia en los niños

happy pregnant african woman reading book at home
Adobe Stock

JUEVES, 12 de mayo de 2022 (HealthDay News) -- Buenas noticias para las mujeres con una afección de la salud mental: tomar antidepresivos a principios del embarazo no aumenta el riesgo del bebé de sufrir epilepsia o convulsiones, señalan unos investigadores.

"Los hallazgos de este estudio son muy importantes", aseguró la coautora del estudio, Ayesha Sujan, de la Universidad de Indiana, en Bloomington. "El embarazo puede ser una época difícil, y la adición de la depresión, la ansiedad y otras afecciones de la salud mental puede empeorar esta carga. Estos hallazgos podrían proveer tranquilidad a las mujeres, y a sus médicos, que estén sopesando los riesgos y los beneficios de los medicamentos".

En el estudio, los investigadores analizaron los datos de más de 1.7 millones de niños que nacieron en Suecia a lo largo de 17 años. Identificaron a más de 24,000 niños cuyas madres tomaron antidepresivos en el primer trimestre del embarazo.

Entre los antidepresivos se incluían medicamentos recetados para tratar la ansiedad y la depresión, como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), por ejemplo citalopram (Celexa) y escitalopram (Lexapo), además de inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina (IRSN). Entre los IRSN se incluían fármacos como desvenlafaxina (Pristiq) y duloxetina (Cymbalta).

Entre los más de 1.5 millones de niños a quienes se dio seguimiento durante un mes tras el nacimiento, un 0.12 por ciento tuvieron convulsiones neonatales. Entre los más de 1.3 millones de niños a quienes se dio seguimiento durante tres a 17 años, un 0.40 por ciento fueron diagnosticados con epilepsia.

Al principio, los investigadores encontraron que las tasas de convulsiones neonatales eran un poco más altas entre los bebés expuestos a los antidepresivos en el útero: de 1.7 por cada 1,000 bebés cuyas madres tomaron antidepresivos durante el primer trimestre y de 1.2 por cada 1,000 bebés cuyas madres no tomaron antidepresivos.

Las tasas de diagnósticos de epilepsia a los 5 años fueron de 5.4 por cada 1,000 niños expuestos y de 4.1 por cada 1,000 niños no expuestos, según el estudio. Los resultados se publicaron en la edición en línea del 11 de mayo de la revista Neurology.

Pero tras ajustar por factores en las madres asociados con el riesgo de convulsiones en los recién nacidos (como la edad, la epilepsia, los ingresos y el uso de tabaco), los investigadores no encontraron ninguna asociación entre el uso de antidepresivos de las madres en el primer trimestre y el riesgo de convulsiones o epilepsia de los niños.

"Aunque varios estudios han mostrado un posible vínculo entre el uso de antidepresivos de las madres durante el embarazo y las convulsiones en los recién nacidos y los niños pequeños, nuestro estudio sugirió que la exposición a los antidepresivos en el primer trimestre del embarazo no aumenta el riesgo de convulsiones y epilepsia en los niños", comentó Sujan en un comunicado de prensa de la revista.

"Esto podría significar que el riesgo ligeramente elevado de convulsiones documentado en estudios anteriores podría deberse a factores como otras enfermedades o el uso de tabaco durante el embarazo", explicó Sujan.

Más información

Aprenda más sobre la depresión en el embarazo en March of Dimes.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Neurology, news release, May 11, 2022

Consumer News in Spanish