Terapia genética muestra potencial para el dolor de las lesiones de médula espinal en estudios con animales

cell cells DNA genes
Adobe Stock

VIERNES, 13 de mayo de 2022 (HealthDay News) -- Una terapia genética experimental para el dolor de la médula espinal muestra potencial en ratones, afirman los investigadores.

Más o menos la mitad de los pacientes con lesiones en la médula espinal sufren de neuropatía, que es un dolor, un hormigueo, un entumecimiento o una debilidad muscular crónicos o debilitantes, provocados por los nervios dañados o que funcionan mal.

El tratamiento de la neuropatía puede resultar difícil. Por ejemplo, con frecuencia los medicamentos requieren una administración compleja y continua, y pueden provocar efectos secundarios como sedación y debilidad motora. Los analgésicos opioides recetados pueden ser efectivos, pero podrían conducir a un aumento en la tolerancia y el riesgo de mal uso o abuso, explicaron los investigadores.

Es posible determinar la ubicación precisa de una lesión de la médula espinal y del dolor neuropático, así que los científicos intentan desarrollar tratamientos que se dirijan a las neuronas que funcionan mal o que están dañadas en las áreas afectadas de la médula espinal.

La terapia genética evaluada en este estudio implica la inyección de un virus inocuo que porta un par de transgenes (GAD65 y VGAT) que codifican al ácido gamma-aminobutírico (GABA), un neurotransmisor que bloquea las señales del dolor entre las células nerviosas.

La terapia se evaluó en ratones con lesiones del nervio ciático, que provocaban un dolor neuropático significativo, y desencadenó una supresión mensurable en las neuronas que señalizan el dolor. Los efectos duraron 2.5 meses tras el tratamiento.

Como la terapia se dirigía a la ubicación específica de la lesión del nervio ciático en los ratones, no tuvo efectos secundarios detectables, según los autores.

"Uno de los prerrequisitos de una terapia antinociceptiva [bloqueadora del dolor] clínicamente aceptable es que haya pocos o ningún efecto secundario, como debilidad muscular, sedación general o el desarrollo de tolerancia al tratamiento", comentó el autor sénior del estudio, el Dr. Martin Marsala, profesor del Departamento de Anestesiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de California, en San Diego.

"[Una intervención de] un único tratamiento que provea un efecto terapéutico de larga duración también es muy deseable. Estos hallazgos sugieren una vía para conseguir ambas cosas", añadió Marsala en un comunicado de prensa de la universidad.

Pero anotaron que la investigación con animales no siempre produce el mismo efecto en los humanos.

El estudio se publicó en una edición reciente en línea de la revista Molecular Therapy.

Más información

Aprenda más sobre las lesiones de la médula espinal en el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of California, San Diego, news release, May 9, 2022

Consumer News in Spanish