See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La apnea del sueño aumenta las probabilidades de una COVID-19 grave

sleep apnea mask

MARTES, 18 de mayo de 2021 (HealthDay News) -- Las personas que sufren de una apnea obstructiva del sueño grave tienen un riesgo más alto de contraer la COVID-19, encuentra un estudio reciente.

Pero los investigadores de Kaiser Permanente del Sur de California también encontraron que mientras más tiempo utilizaban los pacientes una máscara de presión positiva continua de las vías respiratorias (PPCVR) mientras dormían, más se reducía su riesgo de COVID-19.

En el estudio, un equipo dirigido por el Dr. Dennis Hwang, un pulmonólogo, recolectó los datos de casi 82,000 pacientes que fueron evaluados por trastornos del sueño entre 2015 y 2020.

De ellos, casi 1,500 tuvieron una prueba positiva de infección con la COVID-19. En total, 224 fueron hospitalizados, y 61 estuvieron en la unidad de cuidados intensivos o fallecieron.

La apnea del sueño sin tratar se asoció con una tasa más alta de infección con la COVID-19, mostraron los hallazgos.

"Un mayor cumplimiento de la PPVR, cuando la terapia se utilizaba al menos cuatro horas por noche durante el periodo de la pandemia, también mostró una reducción en la tasa de infección", reportaron los investigadores.

El estudio también vinculó a la obesidad, una enfermedad más crónica y tener Medicaid con unas tasas más altas de infección con la COVID-19. Los pacientes negros y los hispanos también tenían unas tasas más altas de infección con la COVID-19.

Aunque las personas mayores en general tienen un riesgo más alto de infección con el SARS-CoV-2, el estudio vinculó una creciente edad con una reducción en la tasa de infección.

A los investigadores también les sorprendió que los pacientes con apnea que usaban su terapia PPCVR con frecuencia tuviera unas tasas de infección con la COVID-19 incluso más bajas que los pacientes que no tenían apnea.

"Esto da más respaldo a un beneficio fisiológico directo de la terapia [de PPCVR]", afirmó Hwang en un comunicado de prensa de la Sociedad Torácica Americana (American Thoracic Society).

Hwang dijo que factores tanto biológicos como conductuales podrían estar implicados en la relación entre la apnea del sueño y el riesgo de COVID-19.

"La tasa más alta de infección con una apnea obstructiva del sueño más grave y los factores de riesgo médicos compartidos entre la apnea del sueño y la COVID-19, como el sexo masculino, la obesidad y la presencia de enfermedades cardiovasculares, respaldan una influencia biológica, quizá a través del impacto en la función respiratoria, la inflamación de las vías respiratorias y la fragmentación del sueño", apuntó.

Al mismo tiempo, el vínculo entre una mayor edad y una reducción en las tasas de infección con la COVID respaldan a una explicación conductual, dijo Hwang. Los pacientes con apnea tienden a ser mayores, y los pacientes mayores quizá sean más cuidadosos respecto al uso de las máscaras, el distanciamiento social y otras conductas relacionadas con la pandemia, señaló.

Los hallazgos también podrían tener una explicación biológica directa y una explicación conductual indirecta, planteó Hwang.

"Una reducción en la obstrucción de las vías respiratorias superiores e inferiores, una mejora en la expansión de los pulmones, una mejora en la movilización de las secreciones y la humidificación cálida de la PPVR podrían ser mecanismos protectores potenciales", dijo. "Sin embargo, la relación entre el riesgo de infección y factores demográficos, como el aumento en la edad, el estatus de minoría racial/étnica y un estatus socioeconómico más bajo sugiere que hay una influencia socioeconómica implicada".

Los hallazgos se presentaron el lunes en una reunión en línea de la Sociedad Torácica Americana. Los hallazgos presentados en reuniones médicas deberían considerarse preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

Aprenda más sobre la apnea obstructiva del sueño en la Sleep Foundation.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: American Thoracic Society, news release, May 17, 2021

Consumer News in Spanish