Los factores de riesgo de la demencia podrían cambiar con la edad

heart brain
Adobe Stock

VIERNES, 20 de mayo de 2022 (HealthDay News) -- Los factores de riesgo de la demencia parecen cambiar con la edad, y los expertos afirman que saberlo podría ayudar a las personas a modificar el estilo de vida para reducir sus probabilidades de desarrollar la enfermedad.

"La demencia es una enfermedad compleja, y las puntuaciones de riesgo se deben adaptar al individuo", planteó Emer McGrath, de la Universidad Nacional de Irlanda en Galway, autora principal de un nuevo estudio. "Nuestros hallazgos respaldan el uso de puntuaciones de predicción de riesgo específicas para la edad en la demencia, en lugar de un método universal".

En el estudio, los investigadores analizaron los datos recolectados de casi 4,900 estadounidenses inscritos en el Estudio cardiaco de Framingham. A los participantes se les dio seguimiento más o menos de los 55 a los 80 años, y a partir de los 65 años se les rastreó para ver quién desarrollaba demencia.

Los participantes que tenían diabetes a los 55 años presentaban más de cuatro veces más probabilidades de desarrollar demencia más adelante que los que no tenían diabetes a esa edad.

Los investigadores también encontraron que las personas con hipertensión a los 55 años eran más propensas a desarrollar demencia, y que el riesgo aumentó en alrededor de un 12 por ciento por cada incremento de 10 puntos en la presión arterial sistólica, que es la cifra superior en una medición.

Las personas que tenía enfermedad cardiaca, pero no un accidente cerebrovascular (ACV), a los 65 años, presentaban casi el doble de probabilidades de desarrollar demencia, mostraron los hallazgos.

Las que estaban en la setentena que tenían diabetes y ACV eran más propensas a desarrollar demencia, y las de 80 años que tenían ACV o diabetes presentaban entre un 40 y un 60 por ciento más probabilidades de desarrollarla, según el informe, que se publicó en la edición en línea del 18 de mayo de la revista Neurology.

"Estos hallazgos pueden ayudarnos a predecir de forma más precisa el riesgo futuro de una persona de desarrollar demencia, y a hacer recomendaciones individualizadas sobre los cambios en el estilo de vida y el control de los factores de riesgo para ayudar a reducir su riesgo de demencia posterior", señaló McGrath en un comunicado de prensa de la revista.

Los autores del estudio anotaron que la mayoría de los participantes del estudio eran blancos, de forma que los hallazgos quizá no apliquen a personas de otros grupos raciales o étnicos.

Más información

El Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento de EE. UU. ofrece más información sobre la demencia.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Neurology, news release, May 18, 2022

Consumer News in Spanish