See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Muchos estadounidenses toman unos medicamentos que debilitan la respuesta a las vacunas contra la COVID

medicine containers with labels

JUEVES, 20 de mayo de 2021 (HealthDay News) -- Un porcentaje pequeño pero significativo de estadounidenses toman medicamentos que pueden obstaculizar al sistema inmunitario y su respuesta a las vacunas contra la COVID-19, señalan unos investigadores.

Su análisis de los datos de 3 millones de adultos menores de 65 años con un seguro privado encontró que casi un 3 por ciento tomaban inmunosupresores. Éstos incluyen a medicamentos de quimioterapia y a esteroides como la prednisona.

Dos tercios tomaron un esteroide oral al menos una vez, y más de un 40 por ciento tomaron esteroides durante más de 30 días en un año, según los hallazgos, que se publicaron el 20 de mayo en la revista JAMA Network Open.

Unas evidencias crecientes sugieren que los fármacos inmunosupresores podrían reducir la efectividad de las vacunas contra la COVID, y aumentar el riesgo de una enfermedad grave y hospitalización de los pacientes si se infectan.

"Este estudio nos ofrece información que antes no estaba disponible sobre cuántos estadounidenses toman inmunosupresores", observó la autora principal, la Dra. Beth Wallace, reumatóloga de Michigan Medicine de la Universidad de Michigan, en Ann Arbor.

También muestra que muchos estadounidenses siguen tomando esteroides orales, que tienen unos efectos secundarios graves, advirtió. Con frecuencia, se pueden sustituir por otros medicamentos, añadió.

El nuevo estudio se publica en un momento en que los médicos comienzan a darse cuenta de que las personas que toman inmunosupresores quizá tengan una respuesta más lenta y débil a la vacunación contra la COVID, y en algunos casos, ninguna respuesta.

"No tenemos un panorama completo del efecto de estos fármacos en la efectividad de la vacuna, así que es difícil formular directrices sobre la vacunación de estos pacientes", lamentó Wallace.

Los investigadores están estudiando varias estrategias, que incluyen parar de forma temporal el uso de los inmunosupresores alrededor del momento de la vacunación contra la COVID-19, y administrar una dosis de "refuerzo" adicional.

Tampoco está claro qué deben hacer las personas que toman inmunosupresores para protegerse ahora que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. han relajado las directrices sobre las máscaras y el distanciamiento para las personas vacunadas.

"Los CDC reconocen que esta cohorte quizá no esté igual de protegida que otras personas vacunadas del todo, pero no hay unas recomendaciones dadas sobre qué medidas de precaución deben adoptar", apuntó Wallace. "Por ahora, será una decisión individual que las personas tomen con su médico".

Se necesita más investigación para evaluar la respuesta a la vacuna contra la COVID en estos pacientes.

"Hasta que sepamos más sobre esto, en realidad no podremos decir que las personas inmunosuprimidas en realidad están protegidas", añadió Wallace.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre las vacunas contra la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Michigan Medicine-University of Michigan, news release, May 20, 2021

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined