See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La osteoporosis también podría aumentar el riesgo de pérdida auditiva de una mujer

ear-phone

MIÉRCOLES, 26 de mayo de 2021 (HealthDay News) -- Es una conexión de la que quizá muchas mujeres no sean conscientes, pero un nuevo estudio sugiere que la osteoporosis podría aumentar el riesgo de pérdida auditiva, y que los medicamentos que con frecuencia se usan para tratar el adelgazamiento de los huesos no reducen ese riesgo.

Según la investigadora, la Dra. Sharon Curhan, los datos del nuevo estudio de su equipo sugieren que "la osteoporosis y la densidad ósea baja podrían ser contribuyentes importantes a la pérdida auditiva relacionada con la edad".

Esto significa que unos estilos de vida más saludables "podrían proveer unos beneficios importantes para la protección de los huesos y la salud auditiva en el futuro", planteó Curhan,

de la División Channing de Medicina de Redes del Hospital Brigham and Women's de Boston, y que también está afiliada con la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard.

Los investigadores se inspiraron en un estudio reciente de que los bisfosfonatos, una clase de medicamentos que previenen la pérdida ósea, quizá prevengan el daño auditivo inducido por el ruido en los ratones.

"Deseábamos investigar si los bisfosfonatos alteran el riesgo de la pérdida auditiva en los adultos, además de si hay una asociación longitudinal entre la osteoporosis o la DOB [densidad ósea baja] y el riesgo de pérdida auditiva subsiguiente", explicó Curhan en un comunicado de prensa de la Harvard.

Su equipo analizó los datos de casi 144,000 mujeres, a quienes se dio seguimiento durante hasta 34 años como parte del Estudio de salud de las enfermeras, que ha tenido una duración de décadas. Estas dos grandes cohortes prospectivas en curso de enfermeras registradas de sexo femenino se establecieron en 1976 y 1989.

Las participantes autorreportaron la pérdida auditiva en unos cuestionarios que completaban cada dos años. Los investigadores también incorporaron datos sobre la sensibilidad auditiva de las participantes.

Encontraron que el riesgo subsiguiente de una pérdida auditiva moderada o peor fue hasta un 40 por ciento más alto entre las participantes que tenían osteoporosis o una densidad ósea baja. Lamentablemente, tomar bisfosfonatos no redujo el riesgo.

Solo se observó una asociación entre la pérdida auditiva y la osteoporosis, no un vínculo causal. Se necesita más investigación para comprender si el tipo, la dosis o el momento de uso de los bifosfonatos podrían influir en su impacto, anotaron los investigadores.

Aunque un historial de fractura de la columna se asoció con un riesgo hasta un 40 por ciento más alto de pérdida auditiva, lo mismo no sucedió con las fracturas de cadera. Esas dos fracturas son las fracturas más comunes relacionadas con la osteoporosis.

"Los distintos hallazgos respecto a estas ubicaciones en el esqueleto quizá reflejen las diferencias en la composición y el metabolismo de los huesos en la columna y la cadera", planteó Curhan. "Estos hallazgos podrían proveer nueva información sobre los cambios en el hueso que rodea al oído medio e interno, que podrían contribuir a la pérdida auditiva".

El motivo exacto de que la osteoporosis y la DOB pudieran contribuir a la pérdida auditiva relacionada con la edad no está claro. Una remodelación anómala en el hueso y unos cambios en las vías implicadas en el mantenimiento del hueso podrían influir en el hueso que protege a los nervios y estructuras implicados en la audición. También podría alterar el metabolismo de los iones y del fluido en la cóclea, la estructura principal implicada en la audición, sugirieron los investigadores.

Los hallazgos aparecen en la edición del 24 de mayo de la revista Journal of the American Geriatrics Society.

Los investigadores planifican examinar en el futuro si la ingesta de calcio y vitamina D se asocia con la pérdida auditiva, dado que se ha mostrado que ayudan a prevenir la osteoporosis. Antes, los investigadores encontraron que consumir una dieta saludable, mantenerse físicamente activo, no fumar y mantener un peso saludable ayudaba a reducir el riesgo de pérdida auditiva.

Más información

El Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento de EE. UU. ofrece más información sobre la pérdida auditiva en los adultos mayores.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Harvard University, news release, May 24, 2021

Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined