See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

¿Podría su hijo tener un defecto cardiaco? Conozca las señales de advertencia

¿Podría su hijo tener un defecto cardiaco? Conozca las señales de advertencia

SÁBADO, 8 de mayo de 2021 (HealthDay News) -- Los defectos cardiacos con frecuencia se detectan en el nacimiento, pero no siempre es así, de forma que es importante prestar atención cuando un niño se marea, se desmaya o dice que su corazón "palpita".

Éstas y otras señales de advertencia, como un cambio aparente en la aptitud física, no se deben pasar por alto, aconseja un experto.

Evaluar a un niño que tenga estos síntomas es importante para garantizar que no se pase por alto nada que pueda ser potencialmente letal, señaló el Dr. Stephen Cyran, cardiólogo pediátrico del Grupo Cardiaco Pediátrico de Penn State Health, en Pensilvania.

"Aunque de un 80 a un 85 por ciento de los defectos cardiacos estructurales con frecuencia se detectan antes de o en el nacimiento, algunos no se presentan hasta más tarde, así que es importante informar al pediatra de su hijo sobre cualquier cambio que usted o su hijo noten", planteó Cyran en un comunicado de prensa de la Universidad Estatal de Pensilvania (Penn State).

"A diferencia de los adultos, que con frecuencia se remiten ellos mismos a un cardiólogo, la remisión a un cardiólogo pediátrico casi siempre sucede a través del pediatra o del médico de la familia", anotó.

Los tres motivos principales para la remisión al consultorio de Cyran son los soplos cardiacos, el mareo/desmayo, y el dolor de pecho.

Las causas de los síntomas pueden variar. Una sensación de "pálpito" podría ser un latido cardiaco irregular debido a que el niño naciera con el síndrome de Wolff-Parkinson-Whitem, que es una conexión eléctrica adicional en el corazón. Esto puede dañar al corazón con el tiempo. El tratamiento preventivo puede ayudar, apuntó Cyran.

La intolerancia al ejercicio puede ser una señal temprana de un agujero en la pared entre las dos cámaras del corazón. Se conoce como un defecto septal auricular, y podría mostrarse más adelante en la niñez mediante un soplo. El tratamiento depende del tamaño de la apertura.

Marearse o desmayarse durante el ejercicio es una importante señal de peligro, advirtió Cyran. Podría ser una afección hereditaria llamada miocardiopatía hipertrófica, que requiere atención de inmediato.

"Con frecuencia, se oye que les ocurre a los deportistas de secundaria cuando comienza la práctica de fútbol americano en otoño", dijo Cyran. "Si esto sucede incluso una vez, se debe restringir la participación del niño en el ejercicio físico hasta que reciba una evaluación".

El dolor en el pecho podría ser una señal de los dolores del crecimiento, en lugar de una afección cardiaca subyacente, anotó.

En los bebés, una afección cardiaca no diagnosticada puede aparecer como labios azulados en un ambiente cálido, sudoración durante la alimentación y cambios en la conducta de alimentación, por ejemplo pasar de tomar 2 onzas (casi 60 mililitros) de leche en 15 minutos a entre 2 y 3 onzas (de 60 a 89 mililitros) de leche en 45 minutos. Estos síntomas siempre se deben tomar en serio, y hablarse con el médico del niño.

Los antecedentes familiares pueden ofrecer pistas importantes, lo que incluye un historial de colesterol alto, ataques cardiacos tempranos y marcapasos. Los antecedentes familiares de ataques cardiacos antes de los 60 años, por ejemplo, podrían sugerir una hipercolesterolemia familiar, y las pruebas pueden comenzar entre los 4 y los 7 años.

"Si el abuelo murió a los 35 años mientras estaba corriendo, es probable que tuviera un latido cardiaco irregular debido a una miocardiopatía hipertrófica. Estos tipos de hechos históricos deben hacer que cualquier padre, entrenador o médico se preocupe", enfatizó Cyran.

Unos exámenes de mantenimiento de la salud regulares pueden ayudar a detectar un nuevo soplo, un cambio en la frecuencia cardiaca o la hipertensión, añadió Cyran.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. tienen más información sobre los defectos cardiacos congénitos.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Penn State Health, news release, April 28, 2021

Consumer News in Spanish