See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Hay muchos buenos motivos para vacunar a los niños contra la COVID

teen vaccine COVID

LUNES, 14 de junio de 2021 (HealthDay News) -- Los padres deben saber que las vacunas contra la COVID-19 son seguras y efectivas para los niños de a partir de 12 años, señala una experta.

Aunque la vacuna de Pfizer está aprobada en Estados Unidos para el uso de emergencia en este grupo de edad, quizá los padres necesiten una reconfirmación, planteó la Dra. Jessica Ericson, pediatra de enfermedades infecciosas del Hospital Pediátrico de Penn State Health, en Hershey.

"Las vacunas pasaron por unos estudios rigurosos, y se encontró que eran seguras", afirmó en un comunicado de prensa del hospital. "Conozco a personas que están preocupadas sobre los efectos a largo plazo, dado que las vacunas han estado en ensayos durante apenas de nueve meses a un año, pero la mayoría de los efectos secundarios suceden entre los primeros días y tres meses, y ese periodo ya ha pasado".

Los efectos secundarios posibles en los niños son los mismos que en los adultos. Incluyen fiebre de bajo grado, dolores en el cuerpo, fatiga y dolor en el lugar de la inyección. Si un niño tiene síntomas que duren más de dos días, como una fiebre de 102 grados Fahrenheit (casi 39 grados centígrados) o más alta, los padres deben llamar al médico, apuntó Ericson.

Ha habido más o menos una docena de informes de inflamación del corazón (miocarditis) en niños tras recibir la vacuna, pero señaló que no está claro si hay un vínculo directo con la vacuna.

La vacuna es segura para los niños con alergias o afecciones crónicas de la salud, y es seguro administrarla junto con otras inmunizaciones de la niñez, según Ericson.

Un ensayo de vacunas con adolescentes no reportó ninguna reacción adversa ni complicación, y se encontró que la vacuna tenía una efectividad del 100 por ciento en los niños de 12 a 15 años, una tasa mejor que la de los adultos.

"En el grupo del estudio de 1,000 adolescentes que recibieron la vacuna, ninguno contrajo la COVID-19, en comparación con 16 adolescentes en el grupo del placebo de 1,000, que contrajeron la COVID", apuntó Ericson. "Es bastante increíble".

Aun así, algunos padres quizá titubeen en vacunar a sus hijos, porque han escuchado que los niños no se enferman tanto con la COVID-19 ni propagan el virus con tanta facilidad.

"Es verdad que los niños son menos propensos a enfermar de gravedad con la COVID-19 o fallecer, pero incluso los niños sanos pueden ponerse muy enfermos y acabar en el hospital", advirtió Ericson. "La pandemia no ha acabado, así que en realidad se trata de una opción entre contraer la COVID natural o vacunarse, y sabemos que los riesgos de tener una reacción grave a la vacuna son mucho más bajos que el riesgo de una enfermedad grave con la COVID".

Otro beneficio es que los niños vacunados no tendrán que hacer una cuarentena si se exponen a la COVID, de forma que no tendrán que dejar de ir a los equipos deportivos ni de ver a sus amigos o abuelos.

"Vacunarse es la mejor y más rápida forma de reanudar una vida 'normal'", añadió Ericson.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre las vacunas contra la COVID-19 y los niños y adolescentes.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Penn State Health, news release, June 9, 2021

Consumer News in Spanish